Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2007

 
 
 
No me interesa saber a que te dedicas
Quiero saber qué es lo que añoras
y si te atreves a soñar o alcanzar
lo que tu corazón ansía.

No me interesa saber que edad tienes
Quiero saber si te arriesgarás
a parecer un loco por amor,
por tus sueños,
por la aventura de estar vivo.

No me interesa saber que planetas están cuadrando tu luna
Quiero saber si has tocado el centro de tu propia pena,
Si has estado abierto a las traiciones de la vida
O te has vuelto marchito y cerrado por miedo a más dolor.

Quiero saber si te puedes sentar con dolor, tuyo o mío,
sin moverte para esconderlo, diluirlo o arreglarlo.
Quiero saber si puedes estar con alegría, tuya o mía,
y si puedes danzar libremente y dejar que el éxtasis te llene
hasta las puntas de los dedos de tus manos y de los pies,
sin advertirnos de ser cuidadosos,
ser realistas o recordar las limitaciones de ser humano.

No me interesa si la historia que me estás contando es verdad,
quiero saber si puedes desilusionar a otros
por ser sincero contigo mismo,
si puedes resistir la acusación de traición
y no traicionar a tu propia alma.

Quiero saber si puedes ser fiel y por lo tanto confiable.
Quiero saber si puedes ver belleza hasta en los días feos,
y si puedes nutrir tu vida desde la presencia de Dios.

Quiero saber si puedes vivir con fallas, tuyas y mías,
y todavía pararte en la orilla del lago y gritar
a la luna llena plateada… ¡Si!

No me interesa saber dónde vives, ni cuánto dinero tienes.
Quiero saber si te puedes parar
después de una noche de pena y desesperación,
débil y moreteado hasta los huesos,
y hacer lo que necesita estar hecho para los niños.

No me interesa saber quien eres, ni porqué estás aquí.
Quiero saber si te puedes parar
en el centro del fuego conmigo sin encogerte.

No me interesa dónde, qué, o con quién has estudiado,
quiero saber si te sostienes desde adentro
cuando todo se cae a tu alrededor.

Quiero saber si puedes estar solo contigo mismo
y si verdaderamente disfrutas la compañía que mantienes
en tus momentos de soledad.

Anuncios

Read Full Post »

 
 
 
"Si pudiera vivir nuevamente mi vida.  
En la próxima trataría de cometer más errores. 
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría mas. 
Seria mas tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad. 
Seria menos higiénico. 
Correría mas riesgos, haría mas viajes,
contemplaría mas atardeceres,
subiría mas montañas, nadaría mas ríos. 
Iría a mas lugares adonde nunca he ido,
comería mas helados y menos habas,
tendría mas problemas reales y menos imaginarios.
Yo fui una de esas personas
que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría… 
Pero si pudiera volver atrás
trataría de tener solamente buenos momento. 
Por si no lo saben, de eso esta hecha la vida,
solo de momentos; no te pierdas el ahora…
Yo era uno de esos que nunca iba a ninguna parte
sin un termómetro, una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría mas liviano.
Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo
a principios de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño. 
Daría mas vueltas en calesita,
contemplaría mas amaneceres y jugaría con mas niños,
si tuviera otra vez la vida por delante.
 
Pero ya ven, tengo 85 años y se que me estoy muriendo…" 

Read Full Post »

 
 
 No es necesario que sea hombre,
 basta que sea humano,
 basta que tenga sentimientos,
 basta que tenga corazón.
 
 Se necesita que sepa hablar y callar,
 sobre todo que sepa escuchar.
 
 Tiene que gustar de la poesía,
 de la madrugada,
 de los pájaros, del Sol, de la Luna,
 del canto, de los vientos
 y de las canciones de la brisa.
 
 Debe tener amor,
 un gran amor por alguien,
 o sentir entonces,
 la falta de no tener ese amor.
 
 Debe amar al prójimo
 y respetar el dolor que los
 peregrinos llevan consigo.
 
 Debe guardar el secreto sin sacrificio.
 
 No es necesario que sea de primera mano,
 ni es imprescindible que  sea de segunda mano.
 
 Puede haber sido engañado,
 pues todos los amigos son engañados.
 
 No es necesario que sea puro,
 ni que sea totalmente impuro,
 pero no debe ser vulgar.
 
 Debe tener un ideal, y miedo de perderlo,
 y en caso de no ser así,
 debe sentir el gran vacío que esto deja.
 
 Tiene que tener resonancias humanas,
 su principal objetivo debe ser el del amigo.
 
 Debe sentir pena por las personas tristes
y comprender el inmenso vacío de los solitarios.
 
 Debe gustar de los niños y sentir
 lástima por los que no pudieron nacer.
 
 Se busca un amigo para gustar de los mismos gustos,
que se conmueva cuando es tratado de amigo.
 
 Que sepa conversar de cosas simples,
 de lloviznas y de grandes lluvias y de los recuerdos de la infancia.
 
 Se precisa un amigo para no enloquecer,
para contar lo que se vio de bello y de triste durante el día,
de los anhelos y de las realizaciones,
de los sueños y de la realidad.
 
 Debe gustar de las calles desiertas,
 de los charcos de agua y los caminos mojados,
 del borde de la calle,
 del bosque después de la lluvia,
 de acostarse en el pasto.
 
 Se precisa un amigo que diga que vale la pena vivir,
 no porque la vida es bella,
 sino porque se tiene un amigo.
 
 Se necesita un amigo para dejar de llorar.
 Para no vivir de cara al pasado,
 en busca de memorias perdidas.
 
 Que nos palmee los hombros,
 sonriendo o llorando,
 pero que nos llame amigo,
 para tener la conciencia de que aún se vive.
 
  Autor: Vinicius de Moraes
 

Read Full Post »

 
 
De pronto, sin darnos cuenta, uno se despierta un día y se da cuenta que no tiene deseos de levantarse, que le pesan los ojos, que no quiere mirar, que las sabanas son el perfecto lugar de "refugio"…pero, hay que salir, levantarse, y hacer al desayuno resulta pesado…y no hay ganas…de nada…no queremos ir a trabajar, no queremos ver a nadie, nos falta voluntad..decimos bueno es un día de bajón…y lo dejamos pasar…De pronto, en otra ocasión nos damos cuanta que nos invade una angustia inexplicable y sentimos unas tremendas ganas de llorar…pero porque?…cualquier cosa es el motivo perfecto para llorar, una palabra, un gesto, algo que nos sucedió, un señor que por mal educado nos empujo en la calle, una amiga que estaba apurada y no pudo atendendernos al teléfono como hubiéramos querido, una cuenta por pagar, cualquier cosa nos da el motivo justo para llorar. Y ese sentimiento, esa sensación va creciendo y se hace más fuerte, cada vez es más seguido que nos sentimos mal, esa opresión en el pecho, es como una prensa que no nos deja respirar,nos duele..y solo queremos estar solos y a oscuras, que nadie se acerque, que nadie nos vea.

     Se van las ganas de arreglarnos, total para que…?porque..?de a poco se van las ganas de comer, o por el contrario nos comemos todo, es una necesidad contaste de saciar nuestro apetito…apetito de que…no será de amor?…no será de mimos…de caricias, de palabras, de que nos presten atención..?, bueno de todos modos comemos… Después sentimos nauseas, mareos, dolor de cabeza, ese dolor profundo, que nos deja descansar..y las noches…se hacen eternas, no podemos dormir, y todos los pensamiento malos, terribles, de menosprecio, de crueldad, pensamos en las cosas despreciables que nos dijeron ( o que creímos escuchar) recordamos el mal momento vivido con la vecina por solo salir a barrer la vereda, magnificamos todo, y todo es poco, todo está mal……nosotros estamos mal. Y cada vez es peor…. De pronto también nos damos cuenta que hace ya un tiempo, y no sabemos precisar cuando, nos fuimos alejando de los amigos, de la familia, de los afectos, hay días en que se siente que no se tienen ganas de ver a nadie, de escuchar a nadie, es mejor solos…solos…y nos va ganado la soledad, pero no sabemos ni podemos estar con nosotros mismos…

     Con respecto a los sentimientos, sentimos que nadie nos quiere, que nadie nos entiende, que nadie se acerca….acaso nosotros nos acercamos a alguien, o solo lo hacemos para quejarnos de lo mal que estamos?…. De lo solo que nos sentimos, queremos que nos escuchen y gritamos con lágrimas, con acciones, actitudes y grita nuestro cuerpo…un grito desgarrador, nos duele el alma……ya no tenemos ganas de vivir, ganas de nada, no hay motivaciones…. Esto….esto es una de las enfermedades mentales mas dolorosas..La Depresión.

     En realidad mi relato anterior quiso mostrarles los síntomas de esta enfermedad, síntomas que se van agregando y agrandando, que destruyen la vida cotidiana del paciente y de su grupo familiar, que hacemos, como ayudamos, como salgo de esto?…son las preguntas mas comunes… Hay que pedir ayuda…se sale, se mitiga el dolor, se encuentran caminos, se encuentran respuestas, pero hay que pedir ayuda y querer salir de todo esto….seguramente en algunos casos hay motivos concretos que llevan a una persona a tanto sufrimiento, en otro no los hay, es la misma persona que tiene su autoestima tan baja y su dolor tan grande que magnifica todo, que tiene miedo, que se siente incapaz de ser querida por alguien, y la vez se siente, incomprendida por todos, otras veces es una sumatoria de situaciones que los llevan al límite y ya no los dejan en paz, y se encuentran invadidos por una sensación de querer escapar, irse..irse?..de que..de quien…tal vez de si mismo…de la situación…de la familia…de todo lo que provoque dolor… Hay que saber también que hay varios estados depresivos, varios tipos de depresión, que no a todos le sucede lo mismo y de la misma manera, pero hay patrones comunes, con la depresión se pierde la capacidad para alegrarse y sentir placer por las situaciones cotidianas de la vida. Si pierde la capacidad de hacer proyectos, de planificar un futuro, de sociabilizar, se pierde la voluntad, de "hacer".

    La Depresión es un pozo, se va haciendo cada vez más profundo, lo importante es que se sale. Hay que pedir ayuda, hay que hablar, demostrar los sentimientos, sacar a la luz, lo que preocupa,lo que angustia, los miedos. La ayuda profesional es importantísima, porque nos permite ves que nos sucede desde otro perspectiva y descubrir porque nos sucede y ayuda a encontrar una salida. Ayuda a encontrarse consigo mismo, para aprender a quererse, a valorarse, a respetarse a mejorar la autoestima. No se buscan culpas ni culpables, se ven las responsabilidades, y lo que a cada uno le toca en la vida y a manejar su rol, ayuda a entender a los otros, no solo sufre mucho el paciente depresivo sino su grupo familiar conviviente y sus grupo cercano, ya que muchas veces no se sabe que hacer, como ayudar, como intervenir.   Consultar al psicoterapeuta es el primer paso hacia la cura y cada tratamiento se planifica de acuerdo a la persona consultante y sus particularidades, sabemos que todo estado depresivo no se puede manejar con la voluntad, dado que hay tanta negaciones en el paciente que los reproches, las culpas, los miedos, los sentimientos negativos son muchos y a su vez son producto de una historia personal, de una situación actual, de las relaciones familiares e interpersonales etc. Por lo tanto se planifica la terapia y se va reacomodando de a cuerdo a los pasos dados por el paciente hay avances y hay retrocesos, el proceso no es mágico, nuestro modo de trabajo se basa en la relación establecida con el paciente, esta debe ser de contención, fluida, con mucho dialogo, debemos enseñarle al paciente a conocerse o reconocerse y ser consientes de su realidad,hay que establecer un trato ameno y cordial, llegar juntos a una solución, guiando al paciente por el camino a encontrar las respuestas y las soluciones utilizando las técnicas adecuadas a la circunstancia del consultante y a su grupo familiar, así el paciente y el terapeuta, ambos respetando sus roles e identidades, podrán llegar a una avance en la enfermedad, hace falta constancia, seguimiento y el profundo convencimiento de quien esta enfermo de querer superarse y mejorarse.   Y la depresión es un círculo vicioso y contagia y aleja…. Pidan ayuda, de este pozo SE SALE. Se puede volver a encontrar esa persona a la que cada vez que nos miramos al espejo creemos perdida.

Siempre hay una esperanza y un motivo para vivir !!!, hay que recuperarlo…   

Lic. Bibiana Girart

Read Full Post »

Si uno de los dos…

 

 

 

Antes de explicarte algunas cosas amor mío
quiero que sepas,
que en el amor como en la guerra,
no hay nunca vencedores, ni vencidos…
si uno d elos dos pierde los dos perdemos
si uno de los dos gana los dos ganamos;
Cada fracaso mío te pertenece,
cada victoria tuya me llena el alma;
Si uno de los dos ama los dos amamos,
si uno de los dos odia los dos odiamos,
es enemigo mío quien te lastima
y aquel que me hace daño es tu enemigo,
no es solamente tuya tu sonrisa no,
ni únicamente mía mi tristeza,
no es totalmente tuyo tu destino
no es del todo mío mi camino,
no eres dueño de tu vida,
como yo tampoco soy dueña de mi misma…
desde que nos conocemos amor mío
lo mío es tuyo y lo tuyo es mío,
como tiene que ser…
La lluvia cae sobre nuestro techo
así como el sol entra por la ventana,
el dolor a veces comparte nuestra mesa
pero, cuanto amor comparte nuestra cama,
si la vida es buena conmigo
no lo dudes será buena contigo
que quede bien claro
si uno de los dos pierde
los dos perdemos
si uno de los dos gana
los dos ganamos…

Read Full Post »

 
 
Hoy sin querer vinieron a mi mente viejos recuerdos de cuando estudiaba en el internado del IEC y me ha dejado ese sabor agridulce de hermosos momentos vividos.
 
Como no recordar mi primer dia en una nueva ciudad, una nueva compañera de habitación que con el tiempo se convertiria mi partner en muchas travesuras. Hoy me pregunto que será de ella (Pamela) se habrá casado, tendrá hijos, habrá logrado todos sus sueños, espero con todo el corazón que si.
 
Ese primer día en que mi madre trataba de esconder sus lágrimas al dejarme ahí y yo anciosa por la nueva experiencia. Recuerdo que la iniciación comenzo a medianoche de ese día, cuando estando en nuestras camitas dormiendo nos mojaron….¡¡¡¡uy que malos….!!!!, nos escondieron la ropa, nos hicieron sabanitas cortas y todas esas cosas que en su momento fueron vergonzosas pero a la vez hacen que la experiencia sea inolvidable.
 
También recuerdo que tuve que hacer mi presentación y mi gracia…jajaja, la cual hasta el dia de hoy no tengo ninguna pero junto a dos amigas preparamos una canción al estilo del grupo mexicano que estaba de moda en esa época "Pandora"…..y bueno hechamos a perder la canción "solo él y yo"….jajajaja.
 
Y claro el año siguiente me toco a mi dar la bienvenida a los nuevos y ahí fue mi desquite…jijijiji.
 
Con casi ninguno de mis compañeros de esa época conservo algún contacto, solo con Rosita mi gran amiga del alma y porque no decirlo mi hermana del corazón.
 
En esos años estabamos tan llenos de sueños, queriamos conquistar el mundo….espero que al menos uno lo haya logrado.
 
Bueno seguiré aqui frente a mi pantalla evocando esos años, gracias a todos por leerme, por visitar mi blog y por ser parte de mis sueños…
 
Nos vemos.

Read Full Post »

 

 
 

Claudia:

Creo que cada vez me pedís cosas más difíciles. El amor… ¿qué es el Amor?

Empecemos por lo obvio.

El amor es un sentimiento y como tal está, por supuesto, en relación con el sentir… ¿Sentir qué?   hay absolutos, No sin antes recordarte que no

cuento que lo que más me gusta a mí identificar con amor es el regocijo por la simple existencia de otra persona; o quizás debería decir: de lo amado (persona o no).                

Esto significa que amar es independiente de lo que el  amado haga, diga o tenga; que mi amor no depende de que lo amado esté a mi lado o se vaya; que cuando amo no me aferro, no manejo, no presiono. Que amar, finalmente es la aceptación total del otro.

Recuerdo ahora a Carl Rogers:

sólo cuando percibo tu aceptación total, entonces, puedo mostrarte mi Yo más suave, mi yo más delicado, mi yo más amoroso (y sobre todo), sólo entonces puedo mostrarte mi yo más vulnerable".

Todo lo anterior separa dentro de mí el amor de tres cosas, que suelen confundirse con amar:

Estar enamorado

Querer

Necesitar

De necesitar hemos hablado, y te dije que era la imprescindibilidad de algo (como el oxígeno, ¿te acordás?), y yo, personalmente, dudo de que se pueda necesitar a alguien. Sí sé que a veces me autoconvenzo de que "necesito" a alguien, y sin embargo también sé que me miento cuando así lo creo.

Siento que cuando "te necesito" dependo de vos para sobrevivir, te obligo implícitamente a hacerte cargo de mi afecto, desaparezco como persona, e intento transformarte en alimento vital.

  Querer, en cambio, sabe que no existe tal necesidad, pero "Querer" viene del latín Quarere y significa: "Tratar de obtener".

"Querer" es el deseo, el apetito.

"Querer” es querer para mí.

Si "te quiero" te estoy implicando en una suerte de pertenencia, en un pedido; cuando no es una exigencia de estar, de permanecer, de darme, de valorarme.

  "Si te quiero, te recorto las alas y te dejo a mi lado para siempre; si te amo, disfruto viéndote crecer las alas y disfruto viéndote volar".

  La primera vez que escuché esto, lo leía un locutor en la radio. Siento todavía la misma envidia que sentí ese día de que alguien pudiera ser tan claro.

  Estar enamorado, no tiene nada que ver con todo lo anterior, porque para mí "estar enamorado" no es un sentimiento, sino una pasión.

  Quiero ver si lo puedo graficar.

  La línea llena corresponde a la pasión: un afecto muy intenso al cual se arriba rápidamente (semanas, horas y quizás minutos) y que también rápidamente desaparece.

  La línea punteada es el sentimiento: con su lento e insidioso crecimiento, su duradera meseta y su lento y paulatino decrecimiento (¿Siempre? No lo sé).

  De pasión dice el Diccionario de la Real Academia:

1. Acción de padecer M

2. Lo contrario a la acción M

3. Estado pasivo en el sujeto (?)

4. Perturbación o afecto desordenado del ánimo.

  Que la pasión es perturbadora, no tengo -personalmente- ninguna duda.. ¡Atención!: esto no quiere decir desagradable.

  De hecho, para mí -todavía por lo menos- enamorarme de personas y objetos es una de las cosas más bellas que me suceden…

  Te diría que amo mis pasiones, en especial cuando me doy cuenta de que no las necesito, ni las quiero conmigo en forma permanente. Simplemente, me alegra contactarme cada vez con mi capacidad de enamorarme.

  Me encuentro todos los días con aquellos que temen a sus pasiones, que se asustan tanto del desorden implícito que jamás se permiten enamorarse y, mucho menos, odiar apasionadamente.

  En la otra punta, conozco a quienes sólo pueden sentir desde sus efímeras pasiones, porque lo que temen es la profundidad del sentimiento. Se vinculan apasionadamente y pocos días o meses después, se quejan de que su relación ya no es la de antes. Y la abandonan desvalorizándola… porque la pasión terminó.

  Ultimamente creo que este personaje, "el apasionado", tiende a proliferar en nuestra sociedad. Todo sucede como si, en el mundo en que vivimos, algunos no encontrasen un sentido claro para sus vidas, escapando con el uso de drogas y estupefacientes hacia supuestos placenteros universos…

  Pues bien, se puede ser adicto a drogas externas como la marihuana, la cocaína, los ansiolíticos, las aspirinas, los hidratos de carbono (como los obesos), la nicotina o el alcohol. Y también se puede, creo yo, ser adicto a drogas endógenas.

  En situaciones de peligro o de gran tensión, el organismo libera una gran cantidad de un poderoso estimulante. Esta sustancia producida en el gigantesco laboratorio del cuerpo en las glándulas suprarrenales, prepara al cuerpo para la acción: es la ADRENALINA.

  A diario, veo en mi consultorio verdaderos adictos a la adrenalina. Estos individuos no pueden disfrutar nada que no suceda en medio de una situación límite. Viven su vida en el filo de la navaja; permanentemente producen y mantienen a su alrededor hechos extremos para poder vivenciarlos con intensidad.

  No necesito aclararte que, como todas las adicciones, ésta también es peligrosa y aunque no lo creas, puede ser mortal (infarto de miocardio, perforación de úlcera gástrica, asma, colitis ulcerosa, etc.). De paso te confieso que, para mí, esta es la etiología de muchos hipertiroidismos: adicción al efecto de la hormona tiroidea.

  Como verás, a veces, el médico que fui me invade. Volvamos.

  Si Yo pudiera elegir cómo sentir a las personas a mi alrededor, elegiría enamorarme con toda la intensidad de la que soy capaz.

  Elegiría que mientras esa pasión disminuye, debajo de ella creciera el sentimiento.

  Elegiría que ni yo ni el otro nos asustáramos de la desaparición de la pasión, y supiésemos enfrentarnos con el cambio de intensidad por profundidad.

  Elegiría que ese sentimiento fuera amor y no sólo querer.

  Y, finalmente, elegiría que se diera la posibilidad de reenamorarme, de vez en cuando, de esa persona que amo.

  

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: