Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2008

El desconocido Habacuc

 
 
Desde que tengo memoria Dios ha estado presente en mi vida, algunas veces más cercano y otras no tanto, aqui hago una pausa y aclaro que sé perfectamente que soy yo la que se aleja y no él.
 
Y como no tenerlo presente si vengo de una familia muy creyente, estudie y vivi muchos años en un colegio Metodista y en más de alguna ocasión he asistido o me inscrito en pequeños cursos de estudio teologico de algún libro en particular de la Biblia.
 
Y hoy recibí por email el famoso salmo 23 "El señor es mi Pastor nada me puede faltar….etc." y recordé que en mis momentos de gran angustia (momentos que todos hemos tenido) ha sido Dios mi refugio y aún cuando no lograba expresar mis necesidades, lograba mantenerme en comunicación con Dios repitiendo los Salmos del Rey David.
 
Sin embargo, uno de los libros con los cuales más me deleito es del desconocido profeta Habacuc (Antiguo Testamento, entre Nahum y Sofonias)
 
El nombre Habacuc quiere decir "el que abraza, pero no en el sentido romántico, sino en el sentido de consolar y este es un gran libro de consuelo. El consuelo posiblemente sea el problema más penoso con el que se tienen que enfrentar los seres humanos: es decir, el gran interrogante de por qué Dios permite que sucedan ciertas cosas. (fuente: http://www.pbc.org/files/messages/3142/0235sp.html)
 
Asi que hoy comparto los versiculos que más me gustan de este libro….y que en muchos momentos de aflicción sirvieron como palabras consoladoras y espero que lo recuerden en esos momentos de tristeza, de dolor y de angustia y les pueda ser tan útil como a mi.
 

DIÁLOGO DEL PROFETA CON DIOS

http://www.vicariadepastoral.org.mx/sagrada_escritura/biblia/antiguo_testamento/34_habacuc.htm

Primera queja del profeta: la falta de justicia
1:2 ¿Hasta cuándo, Señor, pediré auxilio
sin que tú escuches,
clamaré hacia ti: "¡Violencia!",
sin que tú salves?
1:3 ¿Por qué me haces ver la iniquidad
y te quedas mirando la opresión?
No veo más que saqueo y violencia,
hay contiendas y aumenta la discordia.
1:4 Por eso la Ley no tiene vigencia
y el derecho no aparece jamás:
¡sí, el impío asedia al justo,
por eso sale a luz un derecho falseado!

3:1 Oración del profeta Habacuc, en el tono de las lamentaciones.
3:2 ¡Señor, yo he oído tu renombre!
¡He visto tu obra, Señor !
¡En el curso de los años, hazla revivir,
en el curso de los años, manifiéstala;
pero en la conmoción, acuérdate de tener piedad!

3:17 Aunque la higuera no florezca,
ni en las vides haya fruto;
fracasa la cosecha del olivo
y los campos no den alimento;
las ovejas desaparecen del corral
y no haya bueyes en los establos.
3:18 Pero yo me alegraré en el Señor,
me regocijaré en Dios, mi Salvador.
3:19 El Señor, mi Señor, es mi fortaleza:
él da a mis pies la agilidad de las gacelas 
y me hace caminar por las alturas.


 

Anuncios

Read Full Post »

Si puedes…

 
 
Si puedes comenzar el día sin cafeína ni tranquilizantes.
Si puedes permanecer sonriente mientras ingoras dolores y achaques.
Si puedes resistir las quejas sin molestar a los demás con tus propios problemas.
Si puedes comer día tras día la misma comida sin quejarte.
Si puedes entender cuándo alrededor tuyo hay tensión y evitas el peligro.
Si eres capaz de quedarte indiferente ante la subida del dólar o la bajada de la bolsa.
Si puedes entender cuándo lo demás están demasiado ocupados para atenderte.
Si puedes aceptar sin molestarte cuándo los demás te quitan cualquier cosa.
Si puedes aceptar la critica sin resentimientos.
Si puedes enfrentar el mundo sin mentiras ni engaños.
Si puedes calmar tu tensión sin auxilio médico.
Si puedes dormir tranquilamente a cualquier hora, en cualquier sitio.
Si puedes relajarte al final del día sin requerir licor.
Si aprendes que tu silencio o ausencia promueve búsqueda y afecto hacia ti.
Si disfrutas como nadie la caricia de una mano querida sobre tu cabellera.
 
Entonces, casi seguro…..
 
 
… Tú eres un perro.
 
(jajajaja, sorry pero me rei muchisimo cuando lo lei y no pude evitar traerlo hasta acá)
 
 

Read Full Post »

El hogar del dolor…

 
 
 
Nunca he tenido el don de la palabra, el cual envidio de muchas personas con una envidia sana(si es que es posible tenerla) lo mio es más de sentir y de ser oyente.
 
Y hoy (como en muchas otras ocasiones) me siento invadida por un montón de sentimientos que no sé cómo expresar pero que de alguna forma necesito que salgan de mi.
 
Todo empezó con mi café de la mañana, que ya no lo era tanto porque eran las 11:00 am.  Quise darme maña de tomarlo tranquilamente sin pensar en todas las cosas que debo hacer y que seguramente necesitaria un día de 48 horas para terminar y aún así no alcanzaría…jajaja.  Aproveche el momento y luego de acomodarme me puse a leer la columna de Cristián Warnken en el diario El Mercurio de Santiago  y no pude evitar (como otras tantas veces) el ponerme a llorar, con lágrimas gruesas y profundas, con dolor del alma, con llanto liberador.
 
Admiro a ese hombre, aún sin conocerlo.  Admiro su fuerza, su valentia, su grandeza de espirítu.
 

Y quizás por eso admiro tanto a Warnken por la manera que tiene de expresar su dolor infinito a través de sus letras por la trágica muerte de su hijo.
 
Esta es la primera vez que expreso un poco más sobre mi sentir en este tema y sé que aún me queda mucho por expresar para liberar para por fin DEJAR IR.
 
Una de las personas que le escribio a Warnken en su columna dice: " Solo puedo decir por experiencia que el dolor nunca pasa, uno solo se acostumbra a vivir con él. Cuando el dolor nos deja de parecer un invasor y comienza a formar parte de nuestro ser es cuando nos comenzamos a dar un nuevo espacio para sentir, para vivir lo que nos rodea en el mundo terrenal. Para el resto de las personas es cuando nos ven "volver a la vida", solo nosotros sabemos que nada ha cambiado desde que conocimos este nuevo hogar, solamente nos habituamos a él." 
 
¡¡¡ Y por Dios !!!! cuánto me ha costado acostumbrarme a este nuevo hogar….cuánto esfuerzo me ha costado "volver a la vida"
 
Sé que muchos piensas que soy valiente, pero no es valentia…simplemente no sabía que más hacer y el quedarme sentada en el camino de la vida solo me hundia más por lo que decidí seguir caminando cual robot, dejandome llevar por el destino cual marioneta…solo porque así mi dolor era más llevadero.
 
Desde detrás de mi pantalla, desde mi taza de café enfriada y de mis lágrimas, les doy infinitas gracias por leerme y por todos aquellos que en más de una ocasión me han ayudado a seguir caminando.
 
Un abrazo infinito para todos….
 
Patuca
 

Sagrado territorio de las lágrimas, isla del misterio y el dolor, cierra tus frágiles fronteras y no dejes entrar los falsos consejos, las opinologías de todo tipo (las del espíritu sobre todo), las morfinas y psiquiatrías anestesiantes, a los que predican duelos express y a los mercaderes del consuelo. Tú eres ahora mi casa, mi refugio sobre el abismo. Eres el hogar más digno que he logrado levantar en medio de la tempestad.

Aquí quiero estar por mucho tiempo, país y ciudad del dolor vivido a fondo, al descampado, tierra de lo que crece en el silencio, lejos de los que vociferan recetas. Jardín de los "cálices de flores deshojadas con ternura", de las raíces al acecho, tamizadas por una luz muy tenue y temblorosa. Aquí no entran los periódicos, ni se practica el voyerismo del dolor de los otros. Aquí se vive y se habla de un dolor sólo cuando se ha vivido el dolor. Aquí no se apura a los que lloran, porque las lágrimas son el abono del cielo. Aquí se puede blasfemar, gemir, incluso dejar de respirar, perder el habla y la visión. ¿Podría entenderlo el que nunca ha estado aquí? Aquí hay tiempo para abrazar y tiempo para extraviarse en la propia soledad aun a riesgo de perder el camino de regreso.

Apenas conozco un sector de estas tierras; me dicen que sus límites se extienden más allá de lo probable. Pero aquí no hay prisa ni carreras ni metas: caminamos como fantasmas con todo el tiempo del mundo, pasajeros en tránsito a quién sabe dónde. Muchos han querido instalar aquí sus pequeños negocios, sus sucursales del consuelo; pero han fracasado. La delicadeza, la finura, la sutileza de este lugar hace que cualquier discurso o prédica o fórmula suene destemplada, hueca, vacía. En la noche, miramos el cielo estrellado por horas, embobados por el espectáculo de nuestra insoportable finitud. Al amanecer, oímos con gozo y dolor a los pájaros.

Hasta el agua que bebemos a veces nos hiere; muchos cierran los ojos por horas, o se detienen a contemplar acontecimientos muy leves, casi imperceptibles, como si allí, en el reino de los detalles ignorados, algo quisiera ser dicho en susurros o leves pálpitos, sin estrépito. Aquí aprendimos que el misterio es más vasto que la verdad.

Espero con ansia la visita de las arañas de la tarde, de las polillas nocturnas y el paso de las nubes harapientas del mes de enero. El canto de un grillo es a veces mi tabla de salvación. La estrella de la mañana nos espera para ser vista, la luna nos tiene paciencia, el sol se demora en aparecer si es necesario. A veces nos llegan de la otra orilla cartas, libros, regalos. Una línea nos cansa, pero a veces basta para iluminarnos. Los capítulos, los ensayos extensos, los libros de filosofía sistemática parecen, leídos aquí, farragosos, pomposamente inútiles, pesan mucho. Pero uno puede quedarse pegado una hora leyendo una línea del Sermón de la Montaña, o un verso de Rilke.

Me sorprende cómo todo se va dando en la gratuidad completa, cómo todo llega por añadidura, sin anunciarse. Por ejemplo, alguien me dejó una flor de loto que ahora es mi gran compañera: me emociona ver cómo se abre y cómo se cierra, y la amo y la necesito, sabiendo que tiene los días contados. ¿Cómo llegan las cosas, las personas que necesitábamos en el momento preciso? Aquí hacemos sólo una cosa al día, más nos parece desmesura. Hoy escuché que un niño reía en el jardín de al lado; me agazapé entre las ramas y atendí a esa risa con devoción, con nostalgia. ¡Cómo lloré con esa risa, clara, fresca como el agua de la fuente! En fin, es tan difícil de explicar, de decir. ¿Cuándo volverán al mundo? -me preguntan frecuentemente los amigos desde el otro lado-. "Esta es mi casa por ahora -contesto- y mi familia son las horas vacías del verano".

Aquí se vive y se habla de un dolor sólo cuando se ha vivido el dolor.

Aquí no se apura a los que lloran.

Read Full Post »

 

 
Sólo entendemos del todo el milagro de la vida, 
cuando dejamos que suceda lo inesperado.

Todos los días Dios nos da, junto con el sol, 
un momento en el que es posible cambiar, 
todo lo que nos hace infelices. 
 
Todos los días tratamos de fingir
que no percibimos ese momento,
que ese momento no existe,
que hoy es igual que ayer y será igual que mañana.
 
Pero quien presta atención a su día, 
descubre el instante mágico.
 
Puede estar escondido en la hora en que metemos
la llave en la puerta por la mañana, 
en el instante de silencio después del almuerzo,
en las mil y una cosas que nos parecen iguales.
 
Ese momento existe un momento,
en el que toda la fuerza de las estrellas
pasa a través de nosotros 
y nos permite hacer milagros.
La felicidad es a veces una bendición, 
pero por lo general es una conquista. 
 
El instante mágico del día nos ayuda a cambiar,
nos hace ir en busca de nuestros sueños.

Vamos a sufrir, vamos a tener momentos difíciles, 
vamos a afrontar muchas desilusiones…,  
pero todo es pasajero y no deja marcas. 

Y en el futuro podemos mirar hacia atrás
con orgullo y fe.

Pobre del que tiene miedo de correr riesgos.
Porque ése quizá no se decepcione nunca, 
ni tenga desilusiones, 
ni sufra como los que persiguen un sueño.
 
Pero al mirar hacia atrás oirá
que el corazón le dice: 
 
"¿Qué hiciste con los milagros
que Dios sembró en tus días? 
¿Qué hiciste con los talentos
que tu maestro te confió?

Los enterraste en el fondo de una cueva,
porque tenías miedo de perderlos. 
 
Entonces, ésta es tu herencia: 
la certeza de que has desperdiciado tu vida".
 
Pobre de quien escucha estas palabras. 
Porque entonces creerá en milagros, 
pero los instantes mágicos de su vida 
ya habrán pasado.
 
Paulo Coelho

Read Full Post »

 
Pudo ser
un amor de los grandes pudo ser
si no hubieras estado siempre
corrigiéndome.

Cada vez que fallaste te tuve que entender
pero ya de promesas y palabras me cansé
y el final tuvo que ser así que hacer
tal parece que en el amor se estila discutir.

Y que es amor
que crees tu que significa amor
acaso crees que se trata de decirme
en dos palabras te quiero y nada más.

Y que es amor
para mi el amor no es así
no puedes detenerlo
no puedes controlarlo
no puedes hacer
que no te pida hecho.

Pudo ser
algo más que un proyecto pudo ser
sin no hubieras estado siempre
desafiándome.

Cada vez
que inventaste un proyecto yo pensé
que al amor de verdad estabas
entregándote.

Y el final
tuvo que ser así
que hacer
tal parece que en el amor se estila discutir.

Y que es amor
que crees tu que significa amor
acaso crees que se trata de ovidarse en dos minutos
del pasado y nada más.

Y que es amor
para mi el amor no es así
no puedes detenerlo
no puedes controlarlo
no puedes hacer
que no te pida hechos.

Y que es amor

Read Full Post »

 
 

Absurda farsa a mi alrededor
escarban cedazos
descansan en su forma de sembrar
temores en sus credos
A veces siento que pude evitar,
tantas caídas
Su fabula de paz
El ancla que hoy da la despedida
A veces quiero creer en algo mas

Coro:
A ver si es de verdad tanta inocencia cuando lanzan sus miradas
A ver si es de verdad, se burlan dandome sonrisas
A ver quien me da cuentas de su vida

Que importa lo que digan!
Si a veces tu vuelves conmigo
Y a veces tu eres mi nido.

Ignoro la insolencia de juzgarme
No culpo sus miedos
Desarmo mis creencias para hallar
Perdon a sus rezos
a veces quiero creer que salvara
Tantas mentiras
El tiempo ha sido fiel
En señalar la puerta de salida
A ver quien me enjuicia!

Coro:
A ver si es de verdad, tanta inocencia cuando lanzan sus miradas
A ver si es de verdad se burlan dándome sonrisas
A ver quien me da cuentas de su vida!
Que importa lo que digan!
Si a veces tu vuelves conmigo
Y a veces tu eres mi nido. (x 2)

A veces tu vuelves conmigo
Y a veces tu eres mi nido.

 
 

Read Full Post »

 
 
Esta historia fue escrita por una Dra. que trabajó en Sudáfrica…

Una noche, yo había trabajado duro para ayudar a una madre en su trabajo de parto;  pero a pesar de todo lo que pudimos hacer, ella murió dejándonos con un bebé prematuro diminuto y una hija de dos años que lloraba. Habríamos tenido dificultad en mantener con vida al bebé, ya que no teníamos incubadora (ni siquiera teníamos electricidad para hacer funcionar una incubadora).

Tampoco teníamos facilidades para darle alimentación especial. A pesar de vivir en el ecuador geográfico, las noches a menudo eran frías con corrientes de aire traicioneras. Una comadrona estudiante fue a traer la caja que teníamos para esos bebés y la frazada de algodón en la que debería envolverse al bebé.

Otra fue a avivar el fuego y a llenar una bolsa con agua caliente. Regresó rápido apenada a decirme que al llenar la bolsa, esta se había reventado (el plástico fácilmente se echa a perder en los climas tropicales). Exclamó, "¡Y es nuestra última bolsa para agua caliente!"

Igual que en occidente, no es bueno llorar sobre la leche derramada así también es en el África Central no es bueno llorar sobre una bolsa para agua caliente estallada.
Estas no se dan en los árboles, y no hay farmacias en los extravíos de la selva.

"Está bien," le dije, "ponga al bebé tan cerca del fuego con todo el cuidado que pueda, y duerma entre el bebé y la puerta para librarlo de los vientos. Su trabajo es mantener al bebé con calor." La tarde siguiente, tal como lo hacía la mayoría de días, fui a orar con algunos de los niños del orfanato que elegían reunirse conmigo.
Yo les di a los más jóvenes varias sugerencias de cosas por las cuales orar y les conté del diminuto bebé. Les expliqué nuestro problema de mantener al bebé lo suficientemente cálido, mencionando lo de la bolsa para agua caliente, y que el bebé podría morir demasiado fácil si se enfriaba. También les conté de la hermanita de dos años, llorando porque su mamá había muerto.

Durante el tiempo de oración, una niña de diez años, Ruth, oró con la forma usual concisa y sin remilgos de nuestros niños africanos. "Por favor, Dios" oró ella, "envíanos una bolsa para agua caliente. No nos servirá mañana, Dios, porque el bebé ya estará muerto, así que por favor envíanosla esta tarde."

En lo que me tragaba una bocanada de aire frente a la audacia de la oradora, ella agregó, "¿Y a la vez, podrías por favor enviarnos una muñeca para la pequeña hermana para que sepa que realmente la amas?"

Como pasa con la oración de los niños, fui puesta en un apuro. Podía decir yo honestamente, "Amén". Simplemente no creí que Dios pudiera hacer esto. Oh, si, yo sé que Dios todo lo puede, la Biblia dice así. Pero hay límites, ¿o no? La única forma en que Dios podía un paquete desde mi país. Yo había estado en África por casi cuatro años para ese entonces, y nunca, nunca había recibido un paquete enviado desde mi país.  De todos modos, si alguien me envió un paquete, ¿quién pondría una bolsa para agua caliente? ¡Yo estaba viviendo en el ecuador geográfico!

A media tarde, cuando estaba dando clases a las enfermeras, recibí el mensaje de que un carro estaba estacionado en la puerta de enfrente de mi residencia.
Cuando llegué a mi casa, el carro ya se había ido, pero allí, sobre la baranda, había un paquete grande de veintidós libras. Sentí lágrimas mojando mis ojos. No podía abrir el paquete yo sola, así que mandé a llamar a los niños del orfanato.

Juntos tiramos de las cintas, deshaciendo cuidadosamente cada nudo. Doblamos el papel, cuidando de no romperlo demasiado. La excitación iba en aumento.

Algunos treinta o cuarenta pares de ojos estaban enfocados en la gran caja de
cartón.

De hasta arriba, saqué unos jersey de punto de colores brillantes. Los ojos relumbraban conforme los levantaba. Después había las vendas de punto  para los pacientes leprosos, y los niños mostraron un leve aburrimiento. Luego venía una caja de pasas mixtas con pasas de Esmirna -estas harían una porción para el pan del fin de semana. A continuación, cuando volví a meter la mano, pensé ¿…estoy sintiendo lo que en realidad es? Agarré y saqué si, una bolsa para agua caliente, nueva. Lloré. No le había pedido a Dios que me la enviara; porque realmente no creí que Él pudiera hacerlo. Ruth estaba al frente de la fila que formaban los niños.
Ella se abalanzó, afirmando, "¡Si Dios nos envió la bolsa, debió mandarnos también la muñeca!"

Hurgando hasta el fondo de la caja, ella sacó la muñeca pequeña y bellamente vestida. ¡Sus ojos brillaron! ¡Ella nunca dudó!

Viendo hacia mi, preguntó: "¿Puedo ir con usted y darle esta muñeca a la niña, para que ella sepa que Jesús la ama en realidad?"

El paquete había estado en camino por cinco meses completos. Empacado por mis antiguos alumnos de la escuela dominical, cuyo líder había escuchado y obedecido a Dios urgiéndole a enviar una bolsa para agua caliente, a pesar de que iba para el ecuador geográfico. Y una de las niñas había puesto una muñeca para una niña africana -cinco meses antes, en respuesta a la oradora de diez años que creyó y pidió que lo trajera "esa tarde."

"Antes de que pidan, yo responderé" (Isaías 65:24).  Esta asombrosa oración toma menos de un minuto. Cuando usted recibe esto, dice la oradora, es todo lo que tiene que hacer. No hay ataduras. Sólo envía esto a quien quiera que desees -pero envíalo. Orar es uno de los mejor dones que recibimos. No tiene costo y trae muchas recompensas.

Sigamos orando el uno por el otro:

Padre, te pido que bendigas a mis amigos que están leyendo esto ahora mismo.  Donde haya dolor, dales Tu paz y merced. Donde haya duda, libera una confianza renovada que trabaje en ellos. Donde haya cansancio o estén exhaustos, te pido  que les des entendimiento, guía, y fortaleza para que ellos aprendan la sumisión a tu liderazgo.

Donde hay estancamiento espiritual, te pido los renueves revelando tu cercanía, y trazándoles una intimidad más grande hacia Ti. Donde hay temor, revela Tu amor, y libera tu coraje hacia ellos. Donde hay pecado que los bloquea, revélaselos, y rompe su atadura sobre la vida de mis amigos.

Bendice sus finanzas, dales mayor visión, y levanta líderes y amigos que los apoyen y les den coraje. Dale a cada uno de ellos discernimiento para reconocer las fuerzas del diablo a su alrededor, y revélales el poder que tienen en Ti para defenderlos. Te pido estas cosas en el nombre de Jesús.

(LO RECIBI EN UN E-MAIL)

Read Full Post »

Older Posts »