Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 noviembre 2008

¿Por qué nos cuesta tanto dejar las cosas que nos hacen daño?

Hay una máxima del Sr. Thomas Jefferson que admiro mucho:
“Me gustan más los sueños del futuro que la historia del pasado”.

En éste marco, tenemos que aceptar que es muy hermoso vivir con sueños e ilusiones, pero con los pies bien puestos en la tierra.

La historia del pasado, sólo es eso: “pasado”, está muerto y
enterrado y no tiene regreso posible. El futuro aún no existe, apenas
lo estamos construyéndolo aquí y ahora.

Si tú eres una mujer que vive anclada en el pasado, tu presente se tornará en una vida muy accidentada.

No es bueno estar reciclando siempre en lo mismo, girar alrededor del mismo círculo vicioso de quejas y dolores: “Es
que mi esposo es alcohólico y aparte es histérico”, “Es que es un
irresponsable y no me da para el gasto”, “Es que me violaron”, “Es que
me engañaron”, “Es que me dejaron”, “Es que se burlaron de mí”, “Es que
estoy enferma”, “Es que soy muy pobre”, “Es que soy muy torpe”, “Es que
no tengo suerte”.
Oye, ¿Sabes cómo se llama todo eso?, Esas frases se llaman: Excusas, excusas, excusas, entiéndelo de una vez, o habrás perdido tu tiempo miserablemente.

¡¡Deja ya el pasado atrás!! ¡suéltalo!… deja que se vaya… ¡Atrévete a decirle adiós!

No puedes pasarte la vida tratando de retener todo aquello que no te
es útil para nada. Aquello que te estanca en tu progreso, superación
personal y te impide crecer como persona. Te puedes pasar años tratando
de reconstruir una relación rota y lo más seguro es que te quedes sola,
aruñando los techos y paredes de tu vida, añorando el tiempo perdido y
diciendo: “Quisiera, quisiera, quisiera, cuánto hubiera querido que
fuera”… Pero no fue y punto.


Tampoco puedes darte el lujo de forzar situaciones que sabes que a la
larga se convertirán en tu propia trampa, en tu propio martirio, en tu
propio infierno. No puedes definitivamente, ser tan ingrata contigo
misma, enclaustrándote, encasillándote, sujetándote al ayer,
limitándote, negándote a una nueva oportunidad de encontrar tu
verdadera felicidad.

¿Qué te juzgarán y te condenarán? ¿Y qué?, Nadie
sabe lo que pesa el muerto, más que el que lo trae encima, defiéndete,
arrójate, vence tu temor, tu miedo y tu angustia al qué dirán. Nadie
hará por ti, lo que tú misma no hagas primero. Hazlo aunque te juzguen
y te condenen. Recuerda que si no lo intentas, jamás sabrás de lo que
fuiste capaz de lograr.

Además, ¿A quién le importa si tu comes? ¿si tú vives?, ¿si tú
tienes qué vestir y calzar? ¿si tú te enfermas? ¡A nadie le importa más
que a ti misma!

Por lo tanto; suelta el pasado,
arrójalo, despójate de tu inseguridad, de tu trauma de mujer
abandonada, burlada, humillada, desprotegida, suelta tu timidez,
deshazte de tus resentimientos del pasado o quedarás atrapada, hundida
para siempre en ellos.

Si alguien te lastimó, te hizo daño, no correspondió a tu amor, o no te respetó ni te valoró… ¡¡Suéltalo, déjalo ir!!
marca tu raya, suelta el ancla, desata amarres y libérate de la
esclavitud de todos los recuerdos que atormentan tu razón y tu corazón.
¡Tú vales demasiado!, deja de rogarle, deja de buscarle, apártate,
valórate, hazte valer, hazte oir, hazte respetar y respétate a ti misma, primero como mujer.

La mujer no nació para ser esclava, ni para quedarse en un compás de
espera eterna, la vida está en constante movimiento y cada día hay más
compromisos y más cosas hermosas que realizar con resultados diferentes.

A veces nos aferramos a las ofensas pasadas, seguimos lamiendo las
heridas añejas ¿para qué? o ¿por qué?. A ver amigas: ¿Para qué volver a
vivir lo que ya nos es bastante conocido y sabemos anticipadamente, que
nos volverá a hacer infelices?

No es bueno vivir rindiéndole pleitesía a los recuerdos nocivos,
tóxicos… en vez de generar situaciones nutritivas que nos alienten, nos
levanten, nos llenen de energía, de confianza y valor.


Desatórate, suelta las costumbres, los hábitos, los vicios, los apegos
que te hacen esclava de tus propios sentimientos y resentimientos ¿por
qué seguir siéndole fieles a un recuerdo del ayer que sólo nos produjo
daño y dolor? ¿Para qué conservar algo que no nos es útil para nada?.
¿Qué sentido tiene que tratemos seguir amando a alguien que ni siquiera
quiso aprender a amarse a sí mismo?, mucho menos nos hubiera amado a
nosotras como ilusamente lo pretendimos en el pasado.

Suelta ya el pasado de tus manos, atrévete aquí y ahora, a poner las
riendas de tu corazón y de tu vida en manos de Dios, verás que
empezarán a sucederte cosas hermosas, las cosas que Dios quiere para
ti, las cosas que tú querías para ti. Pero nadar contra corriente
acarrea sacrificios, esfuerzos y perseverancia constante y repetida,
valdrás más, pero también se te exigirá más, ése es el precio que hay
que pagar por ser alguien en la vida. Y no te preocupes por el qué
dirán, por cómo te verán y por todo lo que opinarán de ti, acuérdate
que el que se ríe de lo que desconoce, está en el camino de ser un
idiota, decía alguien por ahí, y con cuánta razón se lo admiro y
agradezco.

Por lo tanto y ya para concluir: Tienes que soltar el pasado de tus brazos mujer amiga, tienes que dejarlo ir, y aprender a apelar a cosas superiores,
para que dejes de ser adicta a tus propios fracasos. Deja que Dios
decida por y para ti, dale la oportunidad de que sea EL, quien
seleccione por y para ti, lo que es mejor y más conveniente . No
siempre nos da Dios lo que le pedimos, sino lo que nosotras necesitamos
como mujeres para llegar a ser realmente felices en esta vida.

Autor: Doral

Read Full Post »

Enfrentando el dolor

Hoy a consecuencia del blog de mi amiga Marisol donde hablaba del dolor, quise traer este que leí hace poco.
Saludos y un afectuoso abrazo para todos.

Patuca

Cuando algo se pierde

Cuando perdemos algo en nuestras vidas, sea por el motivo que sea, queda un gran vacío, queda una especie de dolor en el pecho que es muy difícil de sacar.

A eso le llamamos sentimientos, algo capaz de sacarnos llantos de la nada, y no queda más que llorar y llorar. Es la única manera que nuestro dolor se va limpiando y vamos sanando por dentro…

Cuando se pierde a un ser amado, se siente algo que
nadie puede conocer o imaginar excepto quien lo ha vivido. Es una
punzada que te deja apenas sin aliento para respirar. Pero así son los
designios de nuestro Señor,Muerte, luto, fallecimiento...
Él nos da Él nos quita, pero también cuando nos quita nos da muchas
maneras de poder combatir el dolor, tenemos amigos, en algunos casos
familia, que nos arroparán cuando nos sintamos vencidos y sin ganas de
nada.

Dios es el único que nos da fuerzas para seguir,
hay que aferrarse a esa fe, que todo lo podemos en Él, aun en las
noches más oscuras de nuestras vidas, Él es la solución.

El dolor no pasa de un día para otro, cada cual lo
vive de manera distinta, cada cual se supera de manera personal, no hay
formulas mágicas que digan cual es la mejor para cada una, pero hay que
buscar el consuelo, hay que pedir ayuda y decir con orgullo: “hoy me siento muy sola y te necesito”.
Son palabras tan simples que muchas veces no las decimos pensando que a
nadie le importamos, que nadie sabe cómo nos sentimos, pero no es así,
estamos para ayudar a crecer de todas las maneras posibles a nuestras
amigas, para eso estamos aquí, somos una familia que se une ante el
dolor, y los lazos crecen como tentáculos de los pulpos que nos atrapan para abrazarnos estemos donde estemos.

Cuando se nos va un amor... Cuando se nos va un amor
el dolor es muy parecido, pues siempre tenemos expectativas para con
esa persona, lo soñamos todo, queremos todo, pero por diferentes causas
ese amor no se nos da, y nos sentimos caer en un profundo estado de
depresión. Ya nada nos alegra, nada nos puede volver hacer sonreír,
parece que el corazón se nos cae a pedazos por la traición de aquel
amor que fue todo para nosotros en un momento de nuestra vida.

¿Cómo se recogen esos pedazos de corazón?
De a poco, lentamente vamos tratando de retomar nuestras vidas, es necesario hacer un luto,
un minuto de silencio en nuestro interior, sólo el silencio es capaz de
darnos y devolvernos todo aquello que hemos perdido. Es como un bebé,
hay que comenzar a caminar lentamente, tratando de saber cual ha sido
el error, y no volver a caer en lo mismo;Despertar y ser valientes
ser valiente y volver a levantarse, es volver a lavarse el cabello y
desenredar así se ira también  nuestra vida desenredando para volver a
caminar por un camino sin tantas espinas, más liso, más firme.

No es fácil, nada lo es, sólo depende de nosotras volver a
recomenzar. No olvidemos lo importante que son las verdaderas
amistades, hay que cuidarles para que el día de mañana nos arropen
cuando el frío de la soledad penetre en nuestros huesos.

Y la respuesta a todas nuestras preguntas es Dios,
sea cual se la relación que tengas con Él, recuerda que es padre y no
le gusta que sus hijos sufran de ninguna manera, aférrate con mucha fe
a las oraciones que estás necesitando y el resto se irá arreglando poco
a poco.

Y así los días irán pasando Cómo enfrentar una pérdida
y aquello que ha causado tanto dolor en tu vida, se irá suavizando.
Pero hay que llorar, eso es como un bálsamo para nuestro corazón tan
dolido.

El silencio, la oración, la
paciencia, el amor de los amigos y familia, es lo que nos ayudará en
nuestro caminar que hoy nos cuesta tanto empezar.

Con mucho amor y esperanzas, que mañana será un día mejor, las abrazo con todo mi corazón.
Muchas gracias por ser como son mis mujeres bellas.

Autor: Shoshan

Read Full Post »

Aquella noche de mi partida, lloré de amor.
Desde el lumbral de mi alma herida, te dije adiós…
y ya sabiendo que te perdía,
lloré por vos (x3).

Y ahora voy sin saber adónde, buscándote
y ya no tiene ni la sonrisa razón de ser.
Solamente quiero en la vida,
volverte a ver (x3).

Aquella noche de mi partida, lloré de amor.
Aquella noche, para mi vida, no amaneció.
Aquella noche entristecida, murió la flor.
Aquella noche empobrecía, mi corazón,
mi corazón murió de amor, mi corazón.

Cuanta será la tristeza mía sin tu querer
que aunque me faltes toda una vida, yo te amaré.
Con ese amor que antes no sabía
lo que es querer (x3).

Aquella noche de mi partida, lloré de amor.
Aquella noche, para mi vida, no amaneció.
Aquella noche entristecida, murió la flor.
Aquella noche empobrecía, mi corazón,
mi corazón murió de amor, mi corazón.

Read Full Post »



Sin avisar siquiera dijo adiós
y nunca más regresó,
apenas puedo andar y respirar.
Amigos míos no hay consolación,
pregunto por la razón,
algun motivo oculto…
Quiero escapar.

CORO:
Alguien llena mi lugar,
otra llena mi lugar.
Yo no lo puedo creer,
siempre creí que nunca viviría algo así.
Alguien llena mi lugar,
otra llena mi lugar.
Yo no lo puedo creer
me sorprende la vida,
no sé como continuar.
Alguien llena mi lugar.

Siento un deseo fuerte de morir
o no volver a sentir,
que alguien me arranque todo el corazón.
Dicen que ella es guapa más que yo,
que tiene mi misma edad,
que en tu mirada hay felicidad.

CORO:
Alguien llena mi lugar,
otra llena mi lugar.
Yo no lo puedo creer,
siempre crei que nunca viviría algo así.
Alguien llena mi lugar,
otra llena mi lugar.
Yo no lo puedo creer,
me sorprende la vida no se como continuar
Alguien llena mi lugar.

Read Full Post »

El silencio interior

 
 

El silencio significa:


La capacidad de pensar sin cabeza,
La capacidad de volar sin alas,
La capacidad de caminar sin pies,
La capacidad de observar sin perturbar,
La capacidad de escuchar sin interrumpir,
La capacidad de palpar sin crear incomodidad,
La capacidad de disfrutar la flor sin robarle su aroma
y sobre todo, la capacidad de entrar en ti y ver tu realidad.

La verdad solo se puede conocer en absoluto silencio.

No solo el silencio de afuera es necesario, pero tambien el silencio interior.

Si al cerrar tus ojos tu mente está en silencio la puerta está abierta para conocer la realidad

que te anima a vivir. Esa única realidad que llena tu alma de luz y claridad.

Sin el silencio tu alma no tiene claridad, no tiene luz.

El silencio es la atmósfera que el amor necesita para que tu alma brille.

El silencio en un lado y el amor en el otro,

le dan alas a tu corazón.

Esa belleza y esa armonía han sido perdidas debido a la ira, al orgullo etc… esto es lo que significa la falta de silencio.

Todas las preguntas están listas para ser respondidas, sin importar que profundas sean.

 
Simplemente entra en la paz del silencio, calma ese mar de deseos, ese mar de ilusiones, deja que la calma te invada, deja que el silencio te posea, en ese momento lo viejo desaparece y lo nuevo nace en ti.

Recuerda el silencio,

es el vientre de donde nacen los sabios.
Si deseas adquirir sabiduría,
vuelve a nacer en medio del silencio.
Solo así encontrarás tu razón de ser,
la razón por la cual haz nacido.

Sientate comodamente, observa a tu alrededor,

no juzgues, detente en tu afán, observa de nuevo, comprende que tu vida es un tesoro,
deja tus preocupaciones a un lado.
 
No hay necesidad de llevar un equipaje pasado,
ya tu corazón tiene lo que necesitas en este viaje maravilloso, que es tu vida.

Deja el temor y permite que el silencio te posea, solo en esa inmensidad podrás escuchar la voz de Dios, dentro de ti llamandote a vivir plenamente; llamando para darte a conocer todos los misterios del universo y no solamente esto, tambien esa voz quiere darte a conocer el secreto de la vida eterna,

pero cuidado, no creas en promesas, has que esta se convierta en tu única realidad.
 
Solo en profundo silencio podrás comprender lo que significa todo esto y sobre todo el estar vivo..

(desconozco el autor)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: