Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7 noviembre 2011

La relación simplemente no estaba funcionando, y yo quería tanto que
funcionara.
Seguía pensando que si me hacía lucir más hermosa, si
tan sólo trataba de ser una persona más amorosa, más amable,
entonces él me amaría.
Me volteé al revés para ser algo mejor, siendo
que como era estaba bien.
Sencillamente no podía ver lo que estaba
haciendo, hasta que seguí adelante y acepté la realidad.

Anónimo

Una de las partes más frustrantes de la aceptación es la etapa del
regateo.
En la negación, hay felicidad; en la ira, alguna sensación
de poder.
En el regateo vacilamos entre el creer que podemos hacer
algo por cambiar las cosas y el darnos cuenta de que no podemos
hacerlo.
Podemos alzar en alto nuestras esperanzas una y otra vez, tan solo
para que nos las destrocen.
Muchos de nosotros nos hemos volteado al revés para tratar de
negociar con la realidad.
Algunos de nosotros hemos hecho cosas que
parecen absurdas, en retrospectiva, una vez que hemos logrado la
aceptación.
“Si trato de ser una persona mejor, entonces esto no sucederá…. Si
me veo más bonita, si tengo la casa más limpia, si bajo de peso, si
sonrío más, si me dejo ir, si me aferro con más fuerza, si cierro
los ojos y cuento hasta diez, si me desgañito gritando, entonces no
tendré que enfrentar esta pérdida, este cambio.”
Hay historias de los miembros de Al-Anón acerca de intentos de
regateo con el beber del alcohólico: “Si tengo la casa más limpia,
el no beberá… Si la hago feliz comprándole un vestido nuevo, ella
no beberá… Si le compro a mi hijo un coche nuevo, dejará de usar
drogas”.

Los hijos adultos de alcohólicos también han regateado con sus
pérdidas: “Quizá si soy el hijo perfecto, mi mamá o mi papá me
amarán y me aprobarán, dejarán de beber y me apoyarán en la forma
como quiero que lo hagan”.

Hacemos cosas grandes, pequeñas y
regulares, a veces cosas locas, para resguardarnos del dolor que
implica aceptar la realidad, para detenerlo o para ahogarlo.

Aceptar la realidad no tiene sustituto.
Esa es nuestra meta.
Pero en el camino, podemos tratar de hacer un trato.
Reconocer nuestros intentos de regateo por lo que son –parte del proceso de pena- ayuda
a que nuestras vidas se vuelvan gobernables.

Hoy me daré a mí mismo y a los demás la libertad para experimentar
completamente la pena por las pérdidas.
Me haré responsable, pero me daré permiso para ser humano.

….Practicando la sana resignación

Anuncios

Read Full Post »

“El amor comienza en nuestro corazón, comienza por nosotros mismos. Permite que tu amor contribuya a la curación de nuestro planeta” (Louise L. Hay)

La vida es un viaje de autodescubrimiento. Cada uno de nosotros tiene un Poder Interior, que nos ofrece prosperidad de todo tipo. El ser humano debe plantearse no ser víctima del pasado, ni recordar los acontecimientos negativos. ¿Tenemos la decisión consciente de no ser víctima del pasado y emprender la tarea de crearnos una vida nueva? Nuestros pensamientos y sentimientos contribuyen a crear una situación, buena o mala, de nuestra vida. Los pensamientos crean los sentimientos, y vivimos de acuerdo con esos sentimientos y creencias. Asumamos con responsabilidad lo que nos pasa en la vida y no culpemos a alguien o algo externo. La autora lo indica bien claro…La responsabilidad es nuestra capacidad de reaccionar ante una situación.

Este es el momento que estamos viviendo. Este es el momento que estamos sintiendo. Este es el momento que estamos experimentando. Lo que hacemos en este mismo instante es colocar los cimientos para el mañana. “Cada día afirma lo que deseas en la vida. Dilo como si ya lo tuvieras”.

Citaré algunos párrafos de la obra: La palabra hablada tiene un poder enorme, y muchos de nosotros no nos damos realmente cuenta de su importancia. Consideremos las palabras como los cimientos de lo que creamos continuamente en nuestra vida. Todo el tiempo estamos utilizando palabras; sin embargo, a veces no pasan de ser un balbuceo, porque en realidad no pensamos lo que decimos ni cómo lo decimos. Prestamos muy poca atención a la elección de nuestras palabras. De hecho, la mayoría de nosotros suele hablar en términos negativos.

Cuando éramos pequeños se nos enseñó gramática. Nos enseñaron a seleccionar las palabras según las reglas gramaticales. Sin embargo, yo he comprobado que éstas cambian constantemente, y que lo que era impropio en una época es correcto en otra, y viceversa. Palabras que antes se consideraban vulgares e inaceptables actualmente son de uso común. Pero la gramática no toma en cuenta el significado de las palabras ni la forma en que influyen en nuestra vida. En la escuela a mí no se me enseñó que mi elección de palabras tuviera algo que ver con lo que iba a experimentar en mi vida. Nadie me enseñó que mis pensamientos eran creativos, ni que podían literalmente conformar mi vida. Nadie me dijo que lo que yo daba en forma de palabras volvería a mí en forma de experiencias. El objetivo de la regla de oro es enseñarnos una ley de vida muy elemental: “Haz a los demás lo que deseas que te hagan a ti”. Lo que damos se nos devuelve. Recuerdo…Cuando daba a las personas, ya sea un consejo espiritual, ayuda material o en efectivo, y lo hacía sinceramente, de corazón. Dios siempre duplicaba lo que entregaba. Al momento de hacerme un autoanálisis del por qué obtenía tantas bendiciones, llegaba a la conclusión de que era, porque había sido generosa con mi prójimo y Dios me había recompensado.

El diálogo interno es muy importante, porque constituye la base de nuestras palabras habladas, crea el ambiente mental según el cual vamos a actuar y determina la clase de experiencias que atraeremos. Si nos despreciamos o subvaloramos, la vida significaría muy poco para nosotros. En cambio, si nos amamos o valoramos, entonces la vida puede ser un don precioso, un maravilloso regalo.

Recuerda que las afirmaciones son como semillas que se plantan en la tierra. Cuando siembras una semilla no tienes una planta hecha y derecha al día siguiente. Es preciso que seamos pacientes durante la época de crecimiento. Cuando algo va mal en tu vida inmediatamente piensa: “Todo va bien, todo está bien, sé que todo es perfecto. Es una enseñanza, una lección, una experiencia, y la pasaré. Hay aquí algo que es para mi mayor bien. Todo está bien. Respira. Está bien”.

Lo mencionado anteriormente es fabuloso… ¿Verdad, que sí?

La vida es un desafío…en el camino se presentan obstáculos. La solución radica, en ver estas barreras como oportunidades, y sacar de esa experiencia, lo positivo.

Hoy es un nuevo día. Ahora estamos al mando. Ahora es el momento de crear el futuro en nuestra vida y en nuestro mundo. Al despertar por la mañana, siente la alegría de pasar otro día contigo.

Deja aflorar tus sentimientos. Toda situación en la vida es una experiencia educativa y se puede manejar para que nos funcione. Todos hacemos las cosas lo mejor que podemos con el entendimiento y la información de que disponemos. Todos tenemos un Poder interior, recuérdalo, y hemos venido aquí a aprender ciertas enseñanzas.

El temor es falta de confianza en nosotros mismos. Debido a eso, no confiamos en la vida.

Los sentimientos son la base de nuestra relación con nosotros mismos, con los demás y con el mundo que nos rodea; son los indicadores de lo que marcha o no marcha en nuestra vida. Si confiamos en la vida y en nuestra conexión espiritual con el Universo, entonces podremos deshacer nuestros enfados y temores, cuando aparezcan. Cree en la vida…todo sucede dentro del correcto orden divino, en el momento y el lugar perfecto. Deja aflorar tus sentimientos…verás los resultados que obtienes.

Es maravilloso ser positivo. También es fantástico admitir lo que se siente. La naturaleza nos ha dado sentimientos para pasar por ciertas experiencias; negarlos causa más dolor. La muerte no es un fracaso, recuérdalo. Todos morimos, la muerte forma parte del proceso de la vida.

El perdón, es la llave de la libertad. Perdonar significa renunciar a nuestros sentimientos dolorosos y sencillamente dejar que lo que los provocó se marche. No perdonar a una persona no le causa el menor daño a ella, pero a nosotros nos provoca estragos. El problema no es de ella. El problema es nuestro.

Hay un párrafo que contiene un buen mensaje:

-¿Cómo se experimentan circunstancias dolorosas sin amargarse por ellas?- le preguntan a Emmanuel.

-Tomándolas como enseñanzas y no como castigos- contesta Emmanuel- Confiad en la vida, amigos míos. Por muy lejos que os parezca que os lleva, ese viaje es necesario. Habéis venido a cruzar un amplio terreno de experiencia con el fin de verificar dónde está la verdad y dónde está vuestra tergiversación de la verdad. Entonces seréis capaces de volver a vuestro hogar, a vuestro yo espiritual, renovados y más sabios.

¿Recuerdas la última vez que te enamoraste? Tu corazón hacía “ahhhhh”. Era una sensación maravillosa. Lo mismo pasa cuando uno se ama a sí mismo, sólo que uno nunca puede abandonarse. Una vez que cuentas con tu propio amor, éste te acompaña durante el resto de tu vida, de modo que es preciso que hagas de ésta la mejor relación que tengas.

Cada uno de nosotros tiene un papel único que desempeñar en la tierra.

La impaciencia es una resistencia a aprender. Deseamos tener las respuestas sin aprender la lección o sin dar los pasos necesarios. Felizmente…podemos rectificar los errores. Todos cometemos errores ¿Quién no los comete?

No vamos a amarnos a nosotros mismos totalmente en un solo día, pero podemos amarnos un poco más cada día. Si cada día nos damos un poquitín más de amor, dentro de dos o tres meses habremos progresado bastante en nuestro amor propio. Hazlo!!!

Lo mejor:
La obra es indispensable en nuestra colección. Es maravillosa!!!

Read Full Post »

De una manera estupida
te has burlado de mi
De una manera estupida
te has reido de mi
en mi propia cara
ante mis propios ojos
con un amigo del alma
se ve que no te importo nada

CORO
Tendria que llorar por ti
y me rio como un loco
Tendria que llorar por ti
y no tengo ni una lagrima
has tirado nuestro amor por la ventana
Y me rio me rio me rio(Bis)

De una manera comica
te has portado conmigo
de una manera comica
se ha portado el destino
yo no lo esperaba
se ve que soy un tonto
la vida tiene jugadas
que pierden unos y otros ganas
Ganas

(REPETIR CORO 2 VECES)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: