Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2012

Zambullete…

Anuncios

Read Full Post »

No tienes tú la culpa si en tus manos
mi amor se deshojó como una rosa:
Vendrá la primavera y habrá flores…
el tronco seco dará nuevas hojas.

Las lágrimas vertidas se harán perlas
de un collar nuevo; romperá la sombra
un sol precioso que dará a las venas
la savia fresca, loca y bullidora.

Tú seguirás tu ruta; yo la mía
y ambos, libertos, como mariposas
perderemos el polen de las alas
y hallaremos más polen en la flora.

Las palabras se secan como ríos
y los besos se secan como rosas,
pero por cada muerte siete vidas
buscan los labios demandando aurora.

Mas… ¿lo que fue? ¡Jamás se recupera!
¡Y toda primavera que se esboza
es un cadáver más que adquiere vida
y es un capullo más que se deshoja!

Read Full Post »

Read Full Post »

Cuál adiós, dónde ni siquiera hubo afecto
ni respeto, menos amor
yo sólo soy la cuerda donde secas tus sueños mojados
al calor del pecado

Por eso cuál dolor
donde la pena tiene por morada
un corazón, sin mi corazón
después de tantas lágrimas lloradas quedarme sin ti
es haber perdido nada

(coro)

Si piensas que sin ti voy a morir
hace tiempo que tú, ya no vives en mi
Si piensas que me vas a ver doblada
para mi corazón sólo es un descalabro
La tempestad, pasará
y al despertar
solamente serás una pringa de lluvia.

Por eso cuál adiós
hace tanto tiempo que te fuiste
mi corazón te despidió
después de tantas lágrimas lloradas, quedarme sin ti
es haber perdido nada

(coro)…

Read Full Post »

Read Full Post »

No te rindas, aun estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo tambien el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,
aunque el frio queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque cada dia es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estas sola,
porque yo te quiero.

Read Full Post »

“La vida, una frágil flama que con una pequeña brisa de viento se apaga”

Quise comenzar está reflexión con esta frase ya que ayer acompañe a una amiga y compañera de trabajo a darle sepultura a su amado esposo, quien falleció a sus 33 años en un trágico e inexplicable accidente laboral, dejándola con dos pequeñas niñas.

Es increíble que pequeños se hicieron mis problemas, mis angustias y hasta insignificante me pareció mi dolor ante su llanto desgarrador, ante su dolor tan grande que casi se podía tocar…. Y por eso hoy quise escribir algunas líneas para ver si es que de alguna forma puedo canalizar todo esto que estoy sintiendo por dentro.

Sé que todos hemos tenido pérdidas y que es inevitable que las suframos, he leído por ahí que de esa manera crecemos y a medida que las vamos superando vamos madurando, pero que terrible se siente cuándo estás en el ojo de la tormenta…

Es interesante que a todos nos enseñaron a conquistar, ganar, lograr cosas, a ser exitosos, PERO NO NOS ENSEÑARON QUÉ TENEMOS QUE HACER CUANDO LAS PERDEMOS, SEAN COSAS O GENTE.

Porque cuando hablo de perdidas no estoy hablando solo de la muerte de un ser querido, sino también de un divorcio, de la pérdida del empleo, de un amigo…etc.

En mi vida he perdido muchas cosas y a mucha gente…no hace mucho perdí a mi esposo, no porque se muriera sino porque decidió tomar un rumbo diferente al mío y a pesar de que ha sido uno de los dolores más grandes que he tenido en mi vida, no le guardo rencor y cada día le pido a Dios que le cuide y que algún día encuentre aquello que bien no pude entregarle o no supo valorar en mi, porque como en toda historia de pareja siempre hay dos heridos y dos versiones de la misma historia.

Cuando perdí mi segundo embarazo el año 2006 comencé mi búsqueda incesante de respuestas y algún bálsamo mágico que aliviará mi dolor y así fue como nació este blog, en dónde he ido poniendo reflexiones, poesías, pensamientos y todo aquello que he encontrado en este largo y duro camino que es superar una pérdida, para que así cómo a mi me ayudo en su momento, pueda ayudar a otros y acudo acá cada vez que necesito consuelo leyendo lo que he ido coleccionando a través de los años.

Me doy cuenta que mi reflexión de hoy es esta “¿cómo superar una pérdida tan grande?”

Algunos dicen que hay que reemplazarlas:

Leía acerca de un muchacho que de niño tenía un perrito y el perrito se murió. Entonces comenzó a llorar con una angustia impresionante, entonces los padres le dijeron: “no llores, te vamos a comprar otro”.

Con esta respuesta hay dos mensajes que sin querer se le enseñaron:

a) No llores: No expreses tu dolor, por lo tanto este niño a medida que crece aprende a tragarse todo lo que signifique dolor, llanto y sufrimiento y cuando es grande camina con una coraza escondiendo toda su vulnerabilidad.
b) Se puede reemplazar: Hoy se reemplaza la mascota con una nueva por lo tanto el dolor desaparece (en teoría) cuando grande la novia se cambia por otra, o con la comida, o con la droga, o con el alcohol, o con el trabajo…en fin con cualquier cosa que nos aleje de nuestro sufrimiento.

El tiempo curará las heridas:

Dice un dicho popular “Que el tiempo lo cura todo” y “que no hay mal que dure cien años ni tonto que lo aguante” pero qué sucede cuando te das cuenta que pasan los días, las semanas y los meses y tu dolor no se aplaca???, cómo sales de esa telaraña sin enredarte más y no angustiarte por ver que tu dolor no aminora.

Tengo mis dudas al respecto…personalmente creo que el dolor no solo lo cura el tiempo…hay que trabajar en ello…aunque nos pese y aunque nos duela hay que dejar fluir ese dolor, extirparlo, vomitarlo, vaciarlo, agotarlo, expulsarlo de nuestro sistema.

Algunos hablan su dolor incansablemente a quienes quieran escucharlo, otros lloran día y noche, otros buscan ayuda psicológica, en fin no importa lo que hagamos sino que LO HAGAMOS.

Distráete:

Lo que tienes que hacer es “Aprovecha ahora que eres libre y sal”, “ir a bailar o al cine”, “anda a lugares donde conozcas gente”. La distracción o estar ocupados nos distrae pero no nos sana las heridas, ya que en algún momento del día, en un minuto de soledad el dolor se cuela por las rendijas y nos ataca con más fuerza.

Sun Tzu en su libro el Arte de la Guerra dice que hay que conocer al enemigo mejor que a uno mismo, quiero creer que si conozco bien mi dolor y su origen y le permito ser, le permito fluir, sin que la razón se involucre (ya que distrae) tal vez pueda por fin dejar ir esta pena y angustia tan grande que siento por dentro.

Sé que cada dolor es único. Porque el dolor de cada uno es propio y particular. Aún una persona que haya perdido un hijo, un padre o una madre, o se ha divorciado, o se ha mudado, o ha perdido un empleo o ha tenido cualquier pérdida, no puede entender ni sentir de la misma manera que sentimos nosotros, ya que el dolor es exclusivo, de esa relación exclusiva y única que tenías tú con esa persona que se fue. La gente puede tratar de comprender un poquito lo que te está pasando, incluso identificar en ti situaciones similares y sensaciones parecidas pero cada uno de nosotros en un universo en si y por lo tanto cada uno de nosotros vivirá su dolor y su pérdida de manera única, con tintes similares a otros que han recorrido este mismo camino, pero jamás igual.

Por lo mismo cada uno creará su mejor receta para poder salir de esta situación, lo que me sirvió a mi en determinada situación no necesariamente te servirá a ti. No existe una receta mágica y única, solo existe la receta para ti…la tuya, la creada en base a tus experiencias, a tus emociones, a tu enseñanza, a tu fe y a todo lo que estés dispuesto a echar mano.

Perdonar:

Hay personas que dicen que perdonar ayuda a liberar el dolor y que nos hace libre.

Sin embargo, es tan difícil perdonar al que se ha ido o al que nos ha defraudado cuando sentimos nuestro dolor tan adentro y tan fuerte, cuando estamos hecho trizas y apenas podemos levantarnos.

Personalmente creo que antes del perdón hay una etapa necesaria…VIVIR NUESTRO DOLOR, en mi escritorio tengo un post it que dice “Perdonar no es padecer de amnesia, es recordar sin dolor” (Del Libro Manual Para No Morir de Amor de Walter Riso) por lo tanto creo que para poder perdonar debo primeramente trabajar en mi dolor, cuando ya lo haya sacado de mi sistema entonces recién podré perdonar, tomar los pedazos que hayan quedado, reconstruirme y tomar mi nuevo camino.

Antes de finalizar esta loca divagación mía quiero aclarar que esto no pretende ser un manual para superar el dolor, que mayormente no tiene una base científica ni psicológica, que solo son mis pensamientos y reflexiones sobre este tema.

Que me gustaría mucho que si alguien lo lee me de su punto de vista, que me cuente cómo ha superado sus pérdidas.

No pretendo hacer un debate de este tema, pero si quiero retroalimentarme de sus experiencias.

Y por último en el pensamiento de que este texto es como un mensaje en una botella en un infinito mar cibernético, te digo:

Mi mayor deseo es que cuando estés leyendo esto no estés viviendo una gran pérdida, si mi deseo no se cumple espero que sepas que no estás solo, que no eres el único que ha sufrido, que existe la manera de salir de la pena y está dentro de ti, VIVE TU DOLOR Y DEJALO IR… yo anduve por estos senderos y espero que estas líneas te ayuden y te hagan sentir acompañado.

Un abrazo infinito para cada uno de ustedes y gracias por leerme, por su tiempo, por su cariño y por su amistad.

Patuca

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: