Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 mayo 2012

Ámate a ti mismo para curarte y hacerte una buena vida propia.
Ámate a ti mismo teniendo relaciones que te funcionen a ti y a la
otra persona. Ámate a ti mismo para tener paz, felicidad, alegría,
éxito y contento.
Ámate a ti mismo para darte todo lo que siempre quisiste.
Podemos dejar de tratarnos a nosotros mismos en la forma como otros
nos trataron, si es que se comportaron de una manera menos que sana,
menos que deseable. Si hemos aprendido a vernos a nosotros mismos en
forma crítica, condicional, devaluada y punitiva, es tiempo de
parar. Otras personas nos trataron de esa manera, pero es aún peor
tratarnos así ahora a nosotros mismos.
Amarnos a nosotros mismos nos puede parecer extraño, incluso tonto a
veces. La gente puede acusarnos de estar siendo egoístas. No tenemos
por qué creerles.
La gente que se ama a sí misma es realmente capaz de amar a los
demás y de dejar que los otros amen. La gente que se ama a sí misma
y que se tiene en alta estima es la que da más, la que contribuye
más, la que más ama.
¿Cómo nos amamos a nosotros mismos? Forzándonos a hacerlo, al
principio. Fingiéndolo si es necesario. Actuando “como sí”.
Trabajando tan duro por amarnos y gustarnos como hemos trabajado por
no gustarnos. Explora lo que significa amarte a ti mismo.
Haz cosas por ti mismo que reflejen un amor propio compasivo,
cariñoso.
Ama todo lo tuyo, pasado, presente y futuro. Perdónate tan pronto y
tan frecuentemente como sea necesario. Date ánimos. Halágate tú
mismo.
Si pensamos y creemos ideas negativas, saquémoslas a la luz pronta y
honestamente, para que podamos reemplazar esas creencias por otras
mejores.
Date palmaditas en la espalda cuando sea necesario. Disciplínate a
ti mismo cuando sea necesario. Pide ayuda, pide tiempo; pide lo que
necesites.
A veces, date tus gustos. No te trates a ti mismo como a una mula de
carga, siempre tirando más duro. Aprende a ser bueno contigo mismo.
Elige conductas que tengan consecuencias preferibles, tratarte bien
es una de ellas.
Aprende a detener tu dolor, aunque eso signifique tomar decisiones
difíciles. No te prives innecesariamente. A veces, date a ti mismo
lo que quieras, simplemente por que quieres.
Deja de estarte explicando y justificando. Cuando cometas errores,
déjalos ir. Aprendemos, crecemos y aprendemos algo más. Y a través
de todo ello, nos amamos a nosotros mismos.
Trabajamos en ello y luego trabajamos más en ello. Un día nos
despertaremos, nos veremos en el espejo y descubriremos que amarnos
a nosotros mismos se ha hecho algo habitual. Ahora estamos viviendo
con una persona que da y recibe amor, porque esa persona se ama a sí
misma. El amor propio tomará las riendas y se convertirá en una
fuerza directriz en nuestra vida.
Hoy trabajaré en amarme a mí mismo. Trabajaré tan duro por amarme a
mí mismo como he trabajado para no gustarme. Ayúdame a dejar ir el
odio de mí mismo y las conductas que reflejan que no me gusto a mí
mismo. Ayúdame a remplazarlas con conductas que reflejan amor
propio. Hoy, Dios mío, ayúdame a tenerme en alta estima. Ayúdame a
saber que soy digno de ser amado y capaz de dar y recibir amor.

Reflexión para el 25 de Mayo del Libro “El Lenguaje del Adios” de Melody Beattie

Read Full Post »

A veces parece que todos los caminos se cierran,
que la noche es eterna,
que el invierno ha congelado los corazones,
que no existen más rosas,
que tu destino son las lágrimas,
que no hay sino soledad para ti,
que han desaparecido las estrellas,

que la sonrisa se apagó sobre la tierra,
que los días son cortos y lluviosos,
que las noches son interminables y sin luna,
que no hay espacio alguno para tus pies,
que no hay salida en la calle de tu vida,
que la indiferencia y la desilusión
aprisionan tu corazón …

Pero aun entonces puedes confiar
que tú eres un camino eterno y abierto,
que tú eres un día luminoso,
que en tu alma no hay estaciones,
sólo las hay en tu mente,
que hasta en el desierto
más árido y seco hay una flor,
que las lágrimas, como el agua,
dan vida y fecundidad,
que tú eres el mejor amigo de ti mismo,

que tu alma es un cielo
lleno de luz y de estrellas,
que dentro de ti el rostro de la vida sonríe,
que en ti está el sol radiante,
solo es noche si le das la espalda,
que el mundo es ancho y no ajeno,
sino tuyo porque tú eres el mundo,
que norte, sur, este y oeste
son puntos para tu elección,
que tú eres amor pleno.

Estás destinado a dar,
más que a recibir.

Ten confianza porque aunque tu mente
te hable de puertas cerradas y de soledad,
ese es un engaño temporal y pasajero.

Tu estás destinado a ser luz
para muchos que necesitan
de tu luz y de tu amor.

No te quedes cerrado en tu rincón.

autor: Darío Lostado

Read Full Post »

El temor

Temía estar solo hasta que aprendí a disfrutar
de mi propia compañía…

Temía fracasar y me di cuenta que es la mejor
oportunidad para aprender…

Temía a lo que opinaran los demás y reconocí
que lo importante es mi opinión acerca de mí mismo.

Temía la ingratitud y encontré que el dar era mi regalo.

Temía que me rechazaran y reconocí que la mayoría
de los rechazos están en mi propia exageración.

Temía el dolor hasta que aprendí que yo podía
retenerlo ó soltarlo.

Temía a la verdad y descubrí en ella la oportunidad
de liberarme.

Temía a la muerte hasta que aprendí a vivir con
plenitud cada instante.

Temía al resentimiento hasta que me di cuenta que
es a mí a quien hace daño.

Temía el ridículo hasta que aprendí a reírme de mí mismo.
Temía envejecer hasta que encontré que cada estación
tiene su encanto.

Temía al pasado hasta que reconocí que todo fue perfecto.
Temía al cambio hasta que encontré que en él estaban mis
tesoros del futuro.

Reconoce que el temor, siempre estará para recordarte
que tú sabes ser más grande que tus sombras,
como muchas, muchas veces lo has sido.

Desconozco su autor

Read Full Post »

PREGUNTA:

Mi hermano tiene esquizofrenia. Es el mayor y pese a que yo soy el pequeño siempre me han encargado de su cuidado. Ya no puedo soportar más su sufrimiento y ver como no solo no mejora sino que cada vez empeora más y más. Mis padres envejecen y el cada vez necesita más atención y yo estoy ya agotado. La convivencia a su lado es extremadamente difícil y yo no puedo dejar de pensar que le estoy abandonando. Trabajo en otra ciudad lejos de mi tierra natal y pese a que la echo de menos no quiero volver para no entrar de nuevo en la espiral. Estoy perdido y confundido.

RESPUESTA

YO TENÍA UN GATO AL QUE QUERÍA MUCHÍSIMO. FUE ENVEJECIENDO Y ADQUIRIENDO MOLESTAS MAÑAS; YO LO SEGUÍ QUERIENDO; AL FIN MURIÓ EN UN ESTADO CALAMITOSO. YO LO QUISE HASTA EL FIN. ME SIRVIÓ PENSAR QUE LOS PROBLEMAS DE MI GATO ERAN SUS PROBLEMAS Y NO LOS MÍOS. SUFRIR CON ÉL NO ME SERVÍA DE NADA. ME LIMITÉ A QUERERLO.

DEL SITIO DE ALEJANDRO JODOROWSKY

http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/jodorowsky/consultas/contestadas.php?pagina=1

Read Full Post »

Read Full Post »

Las metas

Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces.

Nadie recoge cosecha sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra. Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega a puerto sin remar muchas veces.

Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas. Nadie hace obras sin martillar sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a sí mismo. Nadie llega a la otra orilla sin haber hecho puentes para pasar. Nadie deja el alma lustrosa sin el pulimiento diario de la vida.

Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad. Nadie consigue su ideal sin ahber pensado muchas veces que perseguía un imposible. Nadie conoce la oportunidad hasta que esta pasa por su lado y la deja ir. Nadie encuentra el pozo del placer hasta caminar por la sed del desierto.

Pero nadie deja de llegar, cuando se tiene la claridad de un don, el crecimiento de la voluntad, la abundancia de la vida, el poder para realizarse y el impulso de sí mismo. Nadie deja de arder con fuego dentro sin antes saber lo que es el calor de la amistad. nadie deja de llegar cunado de verdad de lo propone.

Si sacas todo lo que tienes y confías en ti, esfuérzate, ¡porque lo vas a lograr!

Autor desconocido
Tomado del libro “La culpa es de la vaca”

Read Full Post »

El Problema

Un gran maestro y un guardián compartían la administración d eun monasterio Zen. Cierto día el guardián murió, y había que sustituirlo.

El gran maestro reunió a todos sus discípulos para escoger a quien tendría ese honor. “Voy a presentarles una problema – dijo -. Aquel que lo resuelva primero será el nuevo guardián del templo”.

Trajo al centro de la sala un banco, puso sobre este un enorme y hermoso florero de porcelana con una hermosa rosa roja y señaló: “Este es el problema”.

Los discípulos contemplaban perpelojos lo que veían: los diseños sofistiados y raros de la porcelana, la frescura y elegancia de la flor… ¿Qué representaba aquello? ¿Qué hacer? ¿Cuál era el enigma? Todos estaban paralizados. Después de algunos minutos, un alumno se levantó, moró al maestro y a los demás discípulos, caminó hacia el vaso con determinación y lo tiró al suelo.

“Usted es el nuevo guardían – le dijo el gran maestro, y explicó – : Yo fui muy claro, les dije que estaban delante de UN PROBLEMA. No importa qué tan bellos y fascinantes sean, los problemas tienen que ser resueltos. PUede tratarse de un vaso de porcelana muy raro, un bello amor que ya no tiene sentido, un camino que debemos abandonar pero que insistimos en recorrer porque nos trae comodidades. Solo existe una forma de lidiar con los problemas: atacaralos de frente. En esos momentos no poder tener piedad, ni dejarnos tentar por el lado fascinante de cualquier conflicto lleva consigo”.

Los problemas tienen un raro efecto sobre la mayoría de nosotros: nos gusta contemplarlos, analizarlos, darles vuelta, comentarlos… Sucede con frecuencia que comparamos nuestros problemas con los de los demás y decimos: “Su problema no es nada… ¡espere a que le cuente el mío!

Se ha dado en llamar “parálisis por análisis” a este proceso de contemplación e inacción. ¿Y la solución?

Extraido del libro “La Culpa es de la Vaca”

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: