Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 diciembre 2013

oracion

Señor, Dios

Dueño del tiempo y de la eternidad,
tuyo es el Hoy y el Mañana,
el pasado y el futuro.
Al terminar este año quiero darte gracias
por todo aquello que recibí de TI.

Gracias por la Vida y el Amor,
por las flores, el aire y el sol,
por la alegría y el dolor,
por cuanto fue posible
y por lo que no pudo ser.

Te ofrezco cuanto hice en este año,
el trabajo que pude realizar
y las cosas que pasaron por mis manos
y lo que con ellas pude construir.

Te presento a las personas
que a lo largo de estos meses amé,
las amistades nuevas
los más cercanos a mí
y los que están más lejos,
los que me dieron su mano
y aquellos a los que pude ayudar,
con los que compartí la vida,
el trabajo, el dolor y la alegría

Pero también, Señor ,
hoy quiero pedirte perdón,
perdón por el tiempo perdido,
por el dinero mal gastado,
por la palabra inútil
y el amor desperdiciado.
Perdón por las obras vacías
y por el trabajo mal hecho,
y perdón por vivir sin entusiasmo.

También por la oración
que poco a poco fui aplazando
y que hasta ahora vengo a presentarte.
Por todos mis olvidos,
descuidos y silencios
nuevamente te pido perdón.

Pronto iniciaremos un NUEVO AÑO
y detengo mi vida
ante el nuevo calendario aún sin estrenar
y te presento estos días
que sólo TU sabes si llegaré a vivirlos.

Hoy te pido para mí y los míos la paz
y la alegría, la fuerza y la prudencia,
la claridad y la sabiduría.
Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes un
corazón lleno de comprensión y paz.
Cierra Tú, mis oídos a toda falsedad
y mis labios a palabras mentirosas,
egoístas, mordaces o hirientes.

Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno, que mi espíritu se llene sólo
de bendiciones, y las derrame a mi paso.
Cólmame de bondad y de alegría
para que cuantos conviven conmigo
o se acerquen a mí
Encuentren en mi vida.
un poquito de TI.

Danos un Año Feliz y enséñanos a repartir felicidad
Amén

Read Full Post »

musa-y-jaula-de-oro

Liberarte no es dejar de amarte, sino amarte lo suficiente como para dejar de depender de ti.
No es dejar de preocuparme por ti, sino preocuparme lo suficiente como para dejar de controlarte.
Dejarte ir no es apartarme de ti, sino acudir a Cristo y confiar en que él te controlará a ti.
La liberación no es hacerte daño, sino darme cuenta de que “mi ayuda” te ha dañado.
La liberación no es lastimarte, sino estar dispuesto a sufrir para sanar.
La liberación no es juzgarte, sino dejar que el Juez divino me juzgue a mí.
La liberación no es restringirte, sino restringir mis exigencias sobre ti.
La liberación no es rechazarte, sino rechazar la idea de ocultarte la realidad.
La liberación no es cerrarme a ti, sino podar lo indeseable de nuestra relación.
La liberación no es para probar el poder que tengo sobre ti, sino aceptar mi falta de capacidad para cambiarte.
La liberación no es dejar de creer en ti, sino creer que sólo Dios puede edificar el carácter de Cristo en ti.
Dejarte libre no significa que condeno el pasado, sino que amo el presente y entrego el futuro a Dios.

(June Hunt de su Libro Codependency)

Read Full Post »

la-dama-del-lago

Nos regresamos… y nos regresamos… y nos regresamos… a través de las capas de miedo, de vergüenza, de heridas y de encantamientos negativos cuando descubrimos al niño exuberante, sencillo, encantador y amoroso que había, y que aún hay, en nosotros. (Más allá de la Codependencia)

Tú eres digno de ser amado. Sí, tú.

Tan sólo porque la gente no haya estado contigo, tan sólo porque ciertas personas no hayan sido capaces de demostrarte amor de maneras que sí funcionaran, tan sólo porque las relaciones hayan fracasado o se hayan agriado, eso no significa que no seas digno de ser amado.

Has tenido lecciones que aprender. A veces, esas lecciones te han lastimado.

Deja ir el dolor.

Abre tu corazón al amor.

Tú eres digno de ser amado.

Tú eres amado.

“Hoy me diré a mí mismo que soy digno de ser amado. Esto lo seguiré haciendo hasta que lo crea”.

Read Full Post »

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes laalegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje?, ¿La relación se acabó? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente “revolcándote” en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste ya a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse.
No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes.¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.

Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente…

El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú… Suelta el resentimiento. El prender “tu televisor personal” para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte lentamente, envenenarte y amargarte.

La vida está para adelante, nunca para atrás. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.

Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver.

Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo.

Read Full Post »

Esta que es una frase de una canción de Arjona, parece si reflexionamos en ella, casi la esencia de la vida, pero el tema de fondo es preguntarse cómo hacemos esto.

Este fue el tema de una conferencia para la fundación Amanoz que tiene voluntarios que cuidan a personas de la tercera edad, pero creo que la frase es aplicable a todos los ciclos de la vida y aquí quiero expresar una síntesis de lo que expuse en esa conferencia que apunta un poco a mostrar una mirada del COMO hacer lo que la frase dice en cualquier momento de nuestra vida.

Una de las cosas que mencioné para poder cumplir la frase fue que teníamos que tener la capacidad de estar más conectados con el presente, con el ahora. Cuando vamos a un cumpleaños llevamos un “presente”, que es un regalo, y así debiéramos ver el ahora, como un regalo que hay que saber valorar como un momento único e irrepetible. La verdad es que ocupamos tanto tiempo pegados en el pasado recordando buenos o malos momentos, o hipotecando nuestras vidas a un futuro que jamás llegará, es cómo una apuesta en el vacio. Esto nos impide conectarnos con el ahora y poderlo disfrutar. A mi me pasa en estos momentos de tanta tristeza que paso gran parte del día en un pasado recordando los momentos que viví con él y eso indudablemente me impide gozar de los regalos del cada día. Es un trabajo duro con el que batallo a cada segundo.

El segundo elemento importante para ponerle vida a los años es la capacidad de ser agradecidos y tener sentido del humor. Quizás para ser esto hay que re-aprender a ver aquellas cosas que no vemos porque no tienen costo, cómo poder apreciar el sol, la temperatura del agua de la ducha para quienes pueden hacerlo, el olor al pan tostado, el dormir en una cama y ojalá con sábanas limpias, etc…, son tantos los regalos que recibimos en el día que no vemos que por lo mismo no podemos o nos cuesta más disfrutar de lo cotidiano. Parece que para decir que tuvimos un buen día, nos tienen que pasar cosas “especiales”, porque las comunes y corrientes no las vemos.

Un tercer elemento mencionado en la conferencia fue el trabajar por tener un sentido de trascendencia frente a lo que se hace. Yo le puedo llamar fe, pero otros podrán llamarle cómo quieran, encontrar un “para que” ocurren las cosas parece ser fundamental en los momentos díficiles.

Entender que de lo bueno se goza y de lo malo se aprende parece ser fundamental para decidir ser feliz y ponerle suficiente “vida” a los años.

Un último punto tratando de sintetizar todo lo dicho, me parece restablecer en forma importante los vínculos de confianza dentro de este país, la capacidad de mirarnos a los ojos, para saludarnos en lugares públicos como los ascensores, para ser gentiles, etc. Muchos de ustedes dirán y con razón que esto no soluciona nada, pero nadie puede negar que esto no cambia la sensación de convivencia social y que es más grato el día y porque no decirlo la vida cuando en un país , se cree como en otros que conozco que no hay desconocidos sino solo gente con la cual no me he vinculado.

El cuidar nuestras familias, usar lo mejor para nosotros, el gozar de momentos simples y hacer lo anterior parece ser un buen resumen de cómo colocarle vida a los años y no al revés como a muchos nos pasa a veces.

Autor: Pilar Sordo (Psicóloga)

Read Full Post »

Con el amor no se juega
pero eso tu ya lo olvidaste
al diablo con las promesas
y el cariño que me juraste

Y ha de llegar algun dia
en que el amor toque tu puerta
y entregaras tu cariño
a quien no vale la pena

[CORO]
Y tendras que llorar
todo lo que llore
y tendras que esperar
lo mismo que yo espere

Y tendras que llorar
todo lo que llore
y tendras que esperar
lo mismo que yo espere

Con el amor no se juega
porque si juegas vas a perder

Con el amor no se juega
pero eso a ti, eso a ti que va a importarte
al diablo las ilusiones
y el corazon que destrozaste

Y ha de llegar algun dia
un buen dia en que el amor toque tu puerta
corazon y entregaras tu cariño
a quien no vale la pena

Y tendras que llorar
todo lo que llore
y tendras que esperar
lo mismo que yo espere

Y tendras que rogar
todo lo que rogue
y de veras soportar
lo mismo que soporte

Con el amor no se juega
porque si juegas vas a perder

Y tendras que llorar
todo lo que llore
y tendras que esperar
lo mismo que yo espere

Y tendras que rogar
todo lo que rogue
y de veras soportar
lo mismo que soporte

Y tendras que llorar
todo lo que llore
y tendras que esperar
lo mismo que yo espere

Y tendras que rogar
todo lo que rogue
y de veras soportar
lo mismo que soporte

Y tendras que llorarrrrrrrr

Con el amor no se juega
porque si juegas vas a perder !!!!

Fuente: musica.com

http://www.youtube.com/watch?v=zyOsGDfHn1o

Read Full Post »

Volver a amar

ser-feliz

La vida esta llena de misterios, y es increíble como puede cambiar todo en un mes. Parece ser que cuando la vida tiene que dar giros los da en serio y sin considerar muchos elementos del alma.
Hace tres semanas que una persona muy cercana a mí, me cuenta que conoció o mejor dicho se reencontró con alguien que ya conocía hace años y empezó a sentir cosas por el que antes no sentía y eso movió todo el espectro de su existencia.

Comenzaron los miedos, las preguntas, el no querer salir del estado de comodidad. Ella estaba bien sola, había aprendido a disfrutar de la vida y a reconciliarse con la soledad como un buen compañero de viaje.
Sin embargo cuando la vida pulsa, llama fuerte y parece ser que algo que parece irresistible para el ser humano es la posibilidad de volver a tomar contacto con el amor. Ella lo empezó a vivir como un regalo, cómo una bendición, cómo una oportunidad para amar, para amar en serio.

Dicen que en la vida es de prudentes tener miedo, pero es de valientes vencerlos. Cuántos de nosotros dejamos muchas posibilidades para poder amar de verdad por miedo. El vencerlo, el confiar y el cuanto nos entregamos parece ser el centro de nuestra existencia.

Por lo mismo necesita tiempo y fuerza. Fuerza para sostener como buen Pilar todo lo que hay que vivir, para poder hacerlo con alegría y con fe, y tiempo para poder amarlo con todo lo que la vida le traiga en esta nueva historia.

Es increíble como la vida cambia con estos eventos, como lo que era importante en un día, deja de serlo al siguiente. Como todo se hace más intenso, los colores, las miradas, las caricias, etc. Es que en honor a la verdad ella puede estar viviendo como siempre se debe vivir y como todos lo debiéramos hacerlo, valorando todos los momentos como si fueran los últimos.

En una sociedad donde todo se compra y todo se vende, la valentía para volver amar, para volver a confiar, para vivir el riesgo de no saber que pasar. De volver a caminar por lo incierto, lo no controlable, eso no se vende en ninguna parte y solo puede surgir de un alma que se atreve a seguir viviendo en lo que la vida quiera traer.

Hay que amar, amar mucho, el tiempo es relativo y dejarlo pasar puede ser un gran error. El amor es ausencia de miedo y llegar a caminar por ese sendero no es nada fácil.

Si usted está en el lugar de no saber si quiere volver a amar, pregúntele a su corazón si ese amor suma o multiplica , si es así ,avance, pero si por alguna razón resta o divide es preferible que camine sola o solo por un tiempo más.

Autor: Pilar Sordo (Psicóloga)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: