Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Divagando…’ Category

Solo pase a saludar

hello

En este primer lunes del nuevo año, quiero dejarles un saludo, decirles que a pesar de estar un poco alejada de este sitio siempre que puedo vuelvo a este lugar, desde que me cambie de trabajo mi vida ha cambiado de rumbo y cuento con menos tiempo para pasar por estos lados pero vivo más en la vida real y eso me tiene muy feliz.

Espero que mis letras los encuentre en paz, felices y llenos de propósitos para este nuevo año.

Un abrazo desde el fondo de mi corazón para cada uno de ustedes.

Patuca

Read Full Post »

EL OCASO

demostracion-de-amor-640x236

Hoy como de costumbre sin poder evitarlo pensé en ti…y te sentí como en los viejos tiempos…ansíe con toda mi alma poder llamarte, escuchar tu voz, sentir tus brazos y decirte mirándote a los ojos “El mejor momento de mi día es abrir y cerrar los ojos junto a ti”, sé que nunca volverá a ser así (lo he aceptado) sin embargo cada día le pido a Dios que lejos de mi seas feliz y que tal vez algún día seamos capaces de compartir un café y hablarnos sin odios, sin rabias…porque no concibo que después de tanto amor seamos dos extraños…

EL OCASO

Cuando el ocaso nos alcance, ya no será importante si te he odiado o me has traicionado.
Ya no será decisivo si mi estómago está en línea o si tus piernas no se han curvado…
Será un momento para disfrutar de la brisa y de la canción que he dejado de lado.

Por cierto, qué triste sería saber que lejos de mí, nunca has tenido esa canción en tus oídos, la caricia oportuna en la niebla o un tierno poema en tus manos.
Se me hace que muchas cosas lejos de mí, no las has disfrutado…

Cuando el ocaso nos alcance y necesitemos lentes para todo, no será cuantioso saber si el dinero nos ha sobrado o si la casa que tuvimos nos ha gustado.
Ya no será decisivo si me he olvidado algún aniversario o si nuevamente, me has hecho esperar demasiado…

Por cierto, qué lamentable sería saber que lejos de ti, nunca he tenido una mirada sincera, las cartas que siempre he deseado leer o un beso encantado.
Pienso que muchas cosas sin ti, me han empezado a hacer daño…

Cuando el ocaso nos alcance, ya no será fundamental si fui un buen compañero o si fuiste un hermoso regalo.
Ya no será culminante si conmigo lo has disfrutado o si no me has deleitado…
Será un tiempo para disfrutar de los regalos y las sorpresas que siempre nos hemos obsequiado.

Por cierto que sería preocupante saber, que lejos de mí, lo has tenido todo sin haber encontrado lo básico: los simples gestos de amor, las viejas fotos y algún encendido verano.
Se me hace que muchas cosas lejos de mí, ya las has olvidado…

Cuando ese ocaso se nos arrime bien cerca y no podamos con nuestros cuerpos algo ya gastados, todo será más lento.
Será igual preguntarte mil veces lo mismo o que contestes lo primero que tengas a mano.
Será una inolvidable alegría, haberte contemplado.

Por cierto que sería vital saber algo de ti: lo que me he perdido por no estar contigo y las cosas que en mi ausencia, has extraviado.
A veces pienso que si te hubiera perdido, no me lo habría perdonado.

Finalmente… Cuando el ocaso nos haya alcanzado, estaremos en la misma tierra sin haberlo considerado.
Ya no será importante si te he olvidado o tú me has recordado…
Será comenzar de nuevo, desde otro costado.
Aunque será primordial preguntarte cómo el viaje, te ha resultado.

Pero más importante, si no te he tenido a mano… Será saber, por qué no te he acompañado…
si en toda mi vida, has estado a mi lado.

Desconozco su autor

Read Full Post »

oracion

Señor, Dios

Dueño del tiempo y de la eternidad,
tuyo es el Hoy y el Mañana,
el pasado y el futuro.
Al terminar este año quiero darte gracias
por todo aquello que recibí de TI.

Gracias por la Vida y el Amor,
por las flores, el aire y el sol,
por la alegría y el dolor,
por cuanto fue posible
y por lo que no pudo ser.

Te ofrezco cuanto hice en este año,
el trabajo que pude realizar
y las cosas que pasaron por mis manos
y lo que con ellas pude construir.

Te presento a las personas
que a lo largo de estos meses amé,
las amistades nuevas
los más cercanos a mí
y los que están más lejos,
los que me dieron su mano
y aquellos a los que pude ayudar,
con los que compartí la vida,
el trabajo, el dolor y la alegría

Pero también, Señor ,
hoy quiero pedirte perdón,
perdón por el tiempo perdido,
por el dinero mal gastado,
por la palabra inútil
y el amor desperdiciado.
Perdón por las obras vacías
y por el trabajo mal hecho,
y perdón por vivir sin entusiasmo.

También por la oración
que poco a poco fui aplazando
y que hasta ahora vengo a presentarte.
Por todos mis olvidos,
descuidos y silencios
nuevamente te pido perdón.

Pronto iniciaremos un NUEVO AÑO
y detengo mi vida
ante el nuevo calendario aún sin estrenar
y te presento estos días
que sólo TU sabes si llegaré a vivirlos.

Hoy te pido para mí y los míos la paz
y la alegría, la fuerza y la prudencia,
la claridad y la sabiduría.
Quiero vivir cada día con optimismo y bondad llevando a todas partes un
corazón lleno de comprensión y paz.
Cierra Tú, mis oídos a toda falsedad
y mis labios a palabras mentirosas,
egoístas, mordaces o hirientes.

Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno, que mi espíritu se llene sólo
de bendiciones, y las derrame a mi paso.
Cólmame de bondad y de alegría
para que cuantos conviven conmigo
o se acerquen a mí
Encuentren en mi vida.
un poquito de TI.

Danos un Año Feliz y enséñanos a repartir felicidad
Amén

Read Full Post »

Esta frase me la enviaron por correo y aunque desconozco su autoría, me ha parecido tan bella y con tanto “sentido y sensibilidad”, que no cabe otro gesto que destacarla.

La cita nos permite también comentar un viejo fenómeno que nos ataca de manera cíclica: la espera de la gran felicidad, mientras que vamos despreciando las pequeñas alegrías cotidianas. Esperar, sin hacer otra cosa que esperar y mientras se espera, la vida vamos gastando y, sin embargo, algunos no se cansan nunca de esperar… sin saber que lo que les espera quizá ya no les está esperando.

Una cosa es tener esperanza en que algo acontezca y otra, muy distinta, hacer que todo se detenga hasta su llegada. Seamos suficientemente coherentes para vivir cada día con entusiasmo, porque: ¿esperar a qué? ¿A un cambio del viento?, Hay rachas eternas. ¿A un cambio de opinión? Hay gente que nunca la cambia. ¿A un golpe de fortuna? La fortuna no suele llegar siempre de golpe. ¿A un milagro?, bien, no digo que no ocurran, pero son tan escasos.

Esperemos todo eso si queremos y hagámoslo con confianza, pero, por favor, no aplacemos absolutamente nada por ello y no dejemos de disfrutar ni un sólo día de nuestra vida. No dejemos de prepararnos para aprender o para mejorar. No dejemos de conocer, amar, sentir, gozar, reír… vivir, en suma. Sea bienvenido lo que estamos esperando cuando ello nos alcance, (anhela algo por suficiente tiempo y ya no lo querrás, dice un proverbio Chino), pero mientras tanto vivamos.

Reflexión final: aprende a bailar bajo la lluvia, porque la tormenta (cabe esa posibilidad) puede que nunca llegue a pasar

Read Full Post »

ESTOY DE REGRESO

PATY

Hola a todos,

Después de casi un año de ausencia estoy de vuelta por estos lados, mis disculpas a todos aquellos que me han escrito, a los que han publicado y que de una u otra manera han estado en mi casita y no he podido responderles como es debido.

Quiero contarles que mi ausencia ha sido porque Dios me ha dado la bendición de ser madre, ¡si! yo la mujer infertil de 40 años pudo ser madre y eso me llena de alegria. Por lo que me he dedicado en todo este tiempo ha disfrutar de mi hija y a ser madre de tiempo completo, pero ya ha llegado el momento de retomar mi vida, he vuelto a mi trabajo y también he vuelto acá a mi rinconcito, a mi baúl de nostalgias, pensamientos y reflexiones.

Gracias nuevamente a todos por leerme, por acompañarme en todo este tiempo y por dejar su huella.

Bendiciones para todos y no olviden nunca que a pesar de que las cosas no sean fáciles somos como el bambú que siempre sigue en pie.

Un abrazo.

Patuca

Read Full Post »

“La vida, una frágil flama que con una pequeña brisa de viento se apaga”

Quise comenzar está reflexión con esta frase ya que ayer acompañe a una amiga y compañera de trabajo a darle sepultura a su amado esposo, quien falleció a sus 33 años en un trágico e inexplicable accidente laboral, dejándola con dos pequeñas niñas.

Es increíble que pequeños se hicieron mis problemas, mis angustias y hasta insignificante me pareció mi dolor ante su llanto desgarrador, ante su dolor tan grande que casi se podía tocar…. Y por eso hoy quise escribir algunas líneas para ver si es que de alguna forma puedo canalizar todo esto que estoy sintiendo por dentro.

Sé que todos hemos tenido pérdidas y que es inevitable que las suframos, he leído por ahí que de esa manera crecemos y a medida que las vamos superando vamos madurando, pero que terrible se siente cuándo estás en el ojo de la tormenta…

Es interesante que a todos nos enseñaron a conquistar, ganar, lograr cosas, a ser exitosos, PERO NO NOS ENSEÑARON QUÉ TENEMOS QUE HACER CUANDO LAS PERDEMOS, SEAN COSAS O GENTE.

Porque cuando hablo de perdidas no estoy hablando solo de la muerte de un ser querido, sino también de un divorcio, de la pérdida del empleo, de un amigo…etc.

En mi vida he perdido muchas cosas y a mucha gente…no hace mucho perdí a mi esposo, no porque se muriera sino porque decidió tomar un rumbo diferente al mío y a pesar de que ha sido uno de los dolores más grandes que he tenido en mi vida, no le guardo rencor y cada día le pido a Dios que le cuide y que algún día encuentre aquello que bien no pude entregarle o no supo valorar en mi, porque como en toda historia de pareja siempre hay dos heridos y dos versiones de la misma historia.

Cuando perdí mi segundo embarazo el año 2006 comencé mi búsqueda incesante de respuestas y algún bálsamo mágico que aliviará mi dolor y así fue como nació este blog, en dónde he ido poniendo reflexiones, poesías, pensamientos y todo aquello que he encontrado en este largo y duro camino que es superar una pérdida, para que así cómo a mi me ayudo en su momento, pueda ayudar a otros y acudo acá cada vez que necesito consuelo leyendo lo que he ido coleccionando a través de los años.

Me doy cuenta que mi reflexión de hoy es esta “¿cómo superar una pérdida tan grande?”

Algunos dicen que hay que reemplazarlas:

Leía acerca de un muchacho que de niño tenía un perrito y el perrito se murió. Entonces comenzó a llorar con una angustia impresionante, entonces los padres le dijeron: “no llores, te vamos a comprar otro”.

Con esta respuesta hay dos mensajes que sin querer se le enseñaron:

a) No llores: No expreses tu dolor, por lo tanto este niño a medida que crece aprende a tragarse todo lo que signifique dolor, llanto y sufrimiento y cuando es grande camina con una coraza escondiendo toda su vulnerabilidad.
b) Se puede reemplazar: Hoy se reemplaza la mascota con una nueva por lo tanto el dolor desaparece (en teoría) cuando grande la novia se cambia por otra, o con la comida, o con la droga, o con el alcohol, o con el trabajo…en fin con cualquier cosa que nos aleje de nuestro sufrimiento.

El tiempo curará las heridas:

Dice un dicho popular “Que el tiempo lo cura todo” y “que no hay mal que dure cien años ni tonto que lo aguante” pero qué sucede cuando te das cuenta que pasan los días, las semanas y los meses y tu dolor no se aplaca???, cómo sales de esa telaraña sin enredarte más y no angustiarte por ver que tu dolor no aminora.

Tengo mis dudas al respecto…personalmente creo que el dolor no solo lo cura el tiempo…hay que trabajar en ello…aunque nos pese y aunque nos duela hay que dejar fluir ese dolor, extirparlo, vomitarlo, vaciarlo, agotarlo, expulsarlo de nuestro sistema.

Algunos hablan su dolor incansablemente a quienes quieran escucharlo, otros lloran día y noche, otros buscan ayuda psicológica, en fin no importa lo que hagamos sino que LO HAGAMOS.

Distráete:

Lo que tienes que hacer es “Aprovecha ahora que eres libre y sal”, “ir a bailar o al cine”, “anda a lugares donde conozcas gente”. La distracción o estar ocupados nos distrae pero no nos sana las heridas, ya que en algún momento del día, en un minuto de soledad el dolor se cuela por las rendijas y nos ataca con más fuerza.

Sun Tzu en su libro el Arte de la Guerra dice que hay que conocer al enemigo mejor que a uno mismo, quiero creer que si conozco bien mi dolor y su origen y le permito ser, le permito fluir, sin que la razón se involucre (ya que distrae) tal vez pueda por fin dejar ir esta pena y angustia tan grande que siento por dentro.

Sé que cada dolor es único. Porque el dolor de cada uno es propio y particular. Aún una persona que haya perdido un hijo, un padre o una madre, o se ha divorciado, o se ha mudado, o ha perdido un empleo o ha tenido cualquier pérdida, no puede entender ni sentir de la misma manera que sentimos nosotros, ya que el dolor es exclusivo, de esa relación exclusiva y única que tenías tú con esa persona que se fue. La gente puede tratar de comprender un poquito lo que te está pasando, incluso identificar en ti situaciones similares y sensaciones parecidas pero cada uno de nosotros en un universo en si y por lo tanto cada uno de nosotros vivirá su dolor y su pérdida de manera única, con tintes similares a otros que han recorrido este mismo camino, pero jamás igual.

Por lo mismo cada uno creará su mejor receta para poder salir de esta situación, lo que me sirvió a mi en determinada situación no necesariamente te servirá a ti. No existe una receta mágica y única, solo existe la receta para ti…la tuya, la creada en base a tus experiencias, a tus emociones, a tu enseñanza, a tu fe y a todo lo que estés dispuesto a echar mano.

Perdonar:

Hay personas que dicen que perdonar ayuda a liberar el dolor y que nos hace libre.

Sin embargo, es tan difícil perdonar al que se ha ido o al que nos ha defraudado cuando sentimos nuestro dolor tan adentro y tan fuerte, cuando estamos hecho trizas y apenas podemos levantarnos.

Personalmente creo que antes del perdón hay una etapa necesaria…VIVIR NUESTRO DOLOR, en mi escritorio tengo un post it que dice “Perdonar no es padecer de amnesia, es recordar sin dolor” (Del Libro Manual Para No Morir de Amor de Walter Riso) por lo tanto creo que para poder perdonar debo primeramente trabajar en mi dolor, cuando ya lo haya sacado de mi sistema entonces recién podré perdonar, tomar los pedazos que hayan quedado, reconstruirme y tomar mi nuevo camino.

Antes de finalizar esta loca divagación mía quiero aclarar que esto no pretende ser un manual para superar el dolor, que mayormente no tiene una base científica ni psicológica, que solo son mis pensamientos y reflexiones sobre este tema.

Que me gustaría mucho que si alguien lo lee me de su punto de vista, que me cuente cómo ha superado sus pérdidas.

No pretendo hacer un debate de este tema, pero si quiero retroalimentarme de sus experiencias.

Y por último en el pensamiento de que este texto es como un mensaje en una botella en un infinito mar cibernético, te digo:

Mi mayor deseo es que cuando estés leyendo esto no estés viviendo una gran pérdida, si mi deseo no se cumple espero que sepas que no estás solo, que no eres el único que ha sufrido, que existe la manera de salir de la pena y está dentro de ti, VIVE TU DOLOR Y DEJALO IR… yo anduve por estos senderos y espero que estas líneas te ayuden y te hagan sentir acompañado.

Un abrazo infinito para cada uno de ustedes y gracias por leerme, por su tiempo, por su cariño y por su amistad.

Patuca

Read Full Post »

Saludo Navideño

 
 
A TODOS MI CONTACTOS Y AMIGOS, QUIERO DESEARLES UNAS FELICES FIESTAS, ESPERANDO QUE EL NIÑO DIOS NAZCA HOY EN VUESTROS HOGARES Y LOS LLENE DE AMOR, FELICIDAD Y PAZ.
 
 
 
 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: