Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Libros’ Category

 

HASTA DONDE AMAR RENUNCIANDO A LO QUE SOY

Del libro de Walter Riso

I. INTRODUCCION

Nuestra cultura ha hecho una apología al amor incondicional, el cual parte de una idea altamente peligrosa "Hagas lo que hagas, te amare igual".

¿Mas allá de mi dignidad?, si el amor lo justifica todo, estaría por encima de los derechos humanos, la justicia y la ética.

¿Realmente nunca esperas nada a cambio de tu pareja, ni siquiera una mínima retribución?

¿Quien dijo que hay que soportarlo todo o resignarnos a una vida insulsa y sin sentido por amor?

No solo traspasa los limites racionales del amor quien vulnera los principios de la persona supuestamente amada, sino quien acepta sumisamente el desamor, la descalificación, el engaño o cualquier otra forma de ofensa.

Si nunca te indignas con tu pareja, pueden pasar dos cosas, o vives en el autoengaño o estas viviendo con un santo o una santa, lo cual es igualmente preocupante.

Reconocer que existen ciertos limites afectivos no implica necesariamente dejar de amar, sino aceptar la posibilidad de modificar la relación en un sentido positivo o simplemente alejarse y no estar en el lugar equivocado, aunque duela la decisión.

NO IMPORTA CUANTO TE AMEN, SINO COMO LO HAGAN…EL BUEN AMOR ES UN PROBLEMA DE CALIDAD TOTAL.

II. RAZONES PARA NO SEGUIR

El limite de lo aceptable se traspasa cuando tu vocación y anhelos pasan a un segundo plano, cuando la vida comienza a convertirse en algo tan predecible como inseguro, cuando el ser para el otro te impide el ser para ti.

En una relación de pareja constructiva, lo que en verdad interesa es la conveniencia/congruencia interpersonal, es decir, que tanto la persona que amas le va bien a tu vida y que tanto concuerda con tus metas, intereses y necesidades, igual para el otro lado

Cuando pierde el amor su sentido vital?, en 3 situaciones:

Cuando no te quieren

Cuando tu realización personal se ve obstaculizada

Cuando se vulneran tus principios

1. CUANDO NO TE QUIEREN

Mendigar amor es la peor de las indigencias, porque lo que esta en juego es tu persona, y si el otro, el que esta por encima, acepta dar limosnas, no te merece. ¿Quien tiene el poder en una relación? No es el mas fuerte, ni el que tiene mas dinero, es el que necesita menos al otro.

Una persona honesta jamás estaría con alguien a quien no ama para aprovecharse de ciertos beneficios, llámese comodidad, dinero, compañía, etc..Sino te quieren no es negociable, Que vas a negociar?, que acuerdos vas proponer si no hay sentimientos, ni ganas, ni deseos.

2. CUANDO OBSTACULIZAN TU REALIZACION

¿Porque motivo el amor que sientes por tu pareja debe impedir la satisfacción de tus talentos y capacidades personales?

Todo lo que nos haga crecer como seres humanos, mientras no sea destructivo ni para uno ni para otros, debe llevarse a cabo, si no queremos sentirnos incompletos.

Un amor que exija la castración motivacional e intelectual del otro para que funcione, no es amor sino esclavitud. Cuando renuncias a tu sentido de realización personal, a tus necesidades de crecimiento, empequeñeces tu existencia.

Mejor una pareja con la que puedas crecer codo a codo, mejor la coincidencia sobre lo fundamental, asi hay variaciones sobre el mismo tema.

3. CUANDO VULNERAN TUS PRINCIPIOS O VALORES

Hay cosas en las que no podemos ceder, simplemente porque si lo hacemos, nos traicionaríamos a nosotros mismos. El límite de lo negociable es la dignidad personal, es decir, la opción de ser valorado, honrado y respetado. La dignidad tiene que ver con la autonomía y la autodeterminación.

Sentirse digno es aceptar que uno es merecedor de respeto. Es el valor de lo que no tiene precio, ¿Cuánto vales?. Cuando negocias tus principios y tus creencias fundamentales, así lo hagas por amor a tu pareja, niegas tu condición y dejas de quererte a ti mismo.

LO QUE TE LLEVA A EVOLUCIONAR ES UN REGALO, LO QUE TE LLEVA A INVOLUCIONAR ES UN ESTORBO.

III. ¿COMO SABES QUE ESTAS AMANDO IRRACIONALMENTE?<

Si por amor pasaste el limite de lo aceptable, seguramente cada nuevo dia se siente como un bajón.´

Empiezas a envidiar a otras personas

Se activa el recuerdo de viejos amores

Una duda metódica hace su aparición. Me habré enamorado de la persona equivocada?.

Nada ocurre con naturalidad y la vida se va llenando de esclarecimientos e ilustraciones constantes, ejemplos y estadísticas, para convencer al otro de lo que a uno le parece evidente.

Si la convivencia con la persona que amo termina convirtiéndose en un esfuerzo cotidiano por explicar y justificar todo lo que pienso, siento o quiero, así no haya patadas y gritos, la relación ya va cuesta abajo.

IV. INDICADORES EMOCIONALES DE HABER PASADO LOS LIMITES DEL AMOR.

Depresión, Desgano

Constantemente querer estar con otras personas<

Ansiedad

Tedio o aburrimiento

Sentirse atrapado

Desear la viudez o la separación

Sentirse bien y libre cuando la pareja se acuesta a dormir o se aleja

Sufrir con cada relación sexual

Sentirse humillada o humillado

Sentir miedo

Entre otras

PLANTEATE DOS PREGUNTAS

¿Estas contenta con tu relación de pareja y la vida que llevas?

Si pudieras cambiar el pasado ¿Repetirías con la misma persona?

SI RESPONDISTE DOS "SI", TODO BIEN.

SI RESPONDISTE UNO O DOS "NO", TODO MAL

V. ¿COMO ES EL AMOR SALUDABLE?

· Se mantiene dentro de los limites razonables de la convivencia inteligente y tranquila

· Discurre sin tantos tropiezos ni disputas

· Posee los siguientes tres valores: SOLIDARIDAD, RECIPROCIDAD Y AUTONOMIA.

SOLIDARIDAD

En los momentos difíciles de la pareja los dos están presentes

Cada uno se preocupa por el bienestar del otro

Cada quien defiende al otro y la relación, si se ven amenazados de cualquier forma.

Ambos se hacen cargo de las responsabilidades asumidas y están al tanto de lo que ocurre a otra persona.

Ninguno desprestigia al otro ni a la relación.

Luchan hombro a hombro por las metas comunes, sin recostarse en el otro.

Los dos se toman en serio.

Ninguno subestima los problemas que pueda tener la relación.

NO ES SOLIDARIO CONTIGO QUIEN HACE CASO OMISO DE TUS INTERESES, LOS SUBESTIMA O NO HACE UN ESFUERZO PARA COMPRENDERLOS, PESE A TUS PEDIDOS Y RECLAMOS NACIONALES

RECIPROCIDAD

El intercambio afectivo y material es equilibrado y justo

Los privilegios son distribuidos equitativamente

El acceso a los derechos y deberes es igual de parte y parte

Ninguno de los miembros intenta sacar ventajas o explotar al otro

No hay la sensación de estafa afectiva

No tienes que recordarle a tu pareja lo que necesitas

Ninguno piensa que merece mas que el otro

Existe una correspondencia mutua sobre lo fundamental

TU PAREJA NO ES RECIPROCA SINO LE IMPORTA LO QUE PIENSAS Y SIENTES. EN EL AMOR, EL QUE DA, CASI SIEMPRE ESPERA RECIBIR O TIENE EXPECTATIVAS AL RESPECTO. ES EL EQUILIBRIO NATURAL DEL AMOR JUSTO Y EQUITATIVO.

AUTONOMIA

Puedes disponer de tus tiempos y tus cosas

Expresar tus puntos de vista comodamente

Puedes desarrollar tus actividades tranquilamente

No debes pedir permiso

Las obligaciones no te asfixian

Tu pareja no te vigila

Sientes que creces como persona

No debes justificar y explicar cada comportamiento frente a tu pareja como si fuera un juez

Obras de acuerdo con tus decisiones

Puedes expresar el amor como quieres

Tu pareja escucha seriamente tus quejas

NO RESPETA TU AUTONOMIA, TU LIBERTAD E INDEPENDENCIA QUIEN TE QUITA LA POSIBILIDAD DE ACTUAR, QUERER O CONOCER DE ACUERDO CON TU BUEN ENTENDER Y PARECER.

 

Anuncios

Read Full Post »

Dejar ir…soltar…

DEJAR IR…SOLTAR
 
"Cuentan que había una caravana en el desierto.
Al caer la noche la caravana se detiene. El muchachito encargado de los camellos se acerca al guía de la
caravana y le dice:
– Tenemos un problema, tenemos 20 camellos y 19 cuerdas, así que ¿Cómo hacemos?
Él le dice:
-Bueno, los camellos son bastantes bobos, en realidad, no son muy lúcidos, así que andá al lado del camello que falta y hacé como que lo atas. Él se va a creer que lo estás atando y se va a quedar quieto.
Un poco desconfiado el chico va y hace como que lo ata y el camello en efecto se queda ahí, paradito, como si estuviera atado.
A la mañana siguiente, cuando se levantan, el cuidador cuenta los camellos y están los veinte.
Los mercaderes cargan todo y la caravana retoma el camino.
Todos los camellos avanzan en fila hacia la ciudad, todos menos uno que queda ahí.
– Jefe, hay un camello que no sigue a la caravana.
– ¿es el que no ataste ayer porque no tenías soga?
– Sí, ¿cómo sabe?
– No importa. Andá y hacé como que lo desatas, porque si no va a seguir creyendo que está atado y si lo sigue creyendo no empezará a caminar"

Seguir llorando aquello que no tengo me impide disfrutar esto que tengo ahora.
Aprender a enfrentarse con el tema de la pérdida es aceptar vivir el duelo, saber que aquello que era es aquello que era y que ya no es más o por lo menos que ya no es lo mismo que era.
De hecho nunca es lo mismo.
Cuando yo me doy cuenta de que algo ha muerto, de que algo está terminado, ese es un buen momento para soltar.
Cuando ya no sirve, cuando ya no cumple, cuando ya no es, es tiempo de soltar.
Lo que seguro no voy a hacer, si te amo de verdad, es querer retenerte.
Lo que seguro no voy a hacer es tratar de engancharte, si es de verdad que te amo.
¿Te amo a vos, o amo la comodidad de que estés al lado mío? ¿estoy relacionado con vos, individuo, persona? , o ¿estoy relacionado con mi idea de que ya te encontré y no quiero salir a buscar más a nadie?.
No te atrapo, no te agarro, no te aferro, no te aprisiono. Y no te dejo ir porque no me importe, te dejo ir porque me importa.
Sí, hay miles de parejas que antes de encontrarse debieron separarse, y otras que se separaron y nunca se volvieron a encontrar y hay miles más que no se separaron nunca y vivieron estropeándose la vida para siempre, y hay toda la serie de variaciones que se te ocurran.
Basta que uno de los dos sienta que se terminó, que ya no quiere más, que no tiene emoción, que se acabó el deseo, basta que uno sostenga que agotó todos los recursos pero no le pasa nada, basta eso para saber que no hay mucho para rescatar.
Si hay deseo, si se quieren, si se aman, si les importa cada uno del otro, si creen que hay algo que se pueda hacer, aunque no sepan qué, los problemas se pueden resolver (mejor dicho se pueden intentar).
Pero si para alguno de los dos verdadera y definitivamente se terminó, se terminó para ambos y ya no hay nada más para hacer. Por lo menos en esta vuelta de la calesita.
Quizás en la próxima te saques la sortija montada en el mismo pony porque en esta vuelta no hay más premios para repartir.
Y entonces habrá que decirle al que ama: Tengo malas noticias para vos. Lo siento, se terminó…
¿Y ahora? No lo sé. Seguramente duela. Pero te puedo garantizar que no te vas a morir. Si no te aferrás no te vas a morir. Si no pretendes retener no te vas a morir.
Salvo, que vos creas que te vas a morir.

Moraleja …
Cuando uno de los miembros de la pareja deja de amar y decide alejarse hay una persona que siente un gran dolor, y que siente el peso de la pérdida de una manera diferente.
Esta persona es la que sigue amando, la que no puede comprender o, que si bien comprende lo que sucede no lo entiende o se niega.
De pronto debe asumir su vida, su pena, y elaborar el duelo.
Es ahí cuando empezamos a comprender que a veces no podemos tener todo lo que queremos, y que la vida, o el mundo no era como lo imaginamos.
Soñamos con una vida en pareja, siempre sintiéndonos amados y amando, en terminar nuestra vida al lado de la persona amada, y así de sueño en sueño un día nos despertamos ante esa realidad: Ya no nos aman.
Nos llenamos de preguntas sin respuestas: ¿por qué? ¿cuándo?
Amar implica correr ese riesgo, y cuando se ama de verdad se sufre. Ante la pérdida debemos tratar de elaborar el duelo, y poco a poco lograr separarnos de lo que ya no está.
Si no aprendemos a soltar, si no dejamos ir, si el apego puede más que nosotros y nos quedamos ahí atados, pegados a esos sueños, a esas fantasías, a esas ilusiones, el dolor crecerá sin parar y día a día nuestra tristeza, y nuestro sufrimiento serán los compañeros de ruta, de una ruta hacia la depresión, la falta de incentivo, la falta de vida.
Cuesta soltar aquello que amamos, duele sentir que ya no somos amados pero en ese dolor estamos creciendo y madurando y si aprendemos a soltar estamos dejando atrás una parte de nuestra historia y empezamos a abrirnos a lo diferente, a lo desconocido.
Dejar ir esa es la clave, no es fácil, no es simple: Duele…

y como dice Bucay:
" A mi me parece que la vivencia normal de una pérdida tiene que ver justamente con animarse a vivir los duelos, con permitirse padecer el dolor como parte del camino. Y digo dolor y no el sufrimiento, porque sufrir es resignarse a quedarse amorosamente apegado a la pena…
Quiero poder abrir la mano y soltar lo que hoy ya no está, lo que hoy ya no sirve, lo que hoy no es para mí, lo que hoy no me pertenece. No quiero retenerte, no quiero que te quedes conmigo porque yo no te dejo ir.
No quiero que hagas nada para quedarte más allá de lo que quieras. Mientras yo deje la puerta abierta voy a saber que estás acá porque te queres quedar, porque si te quisieras ir ya te habrías ido…"

 

Del libro: "El Camino de las lágrimas"- Jorge Bucay

Read Full Post »