Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘POESIA’ Category

Pensando en ti – Anónimo

Podrán cerrarse los cielos a tu luz,
podrán caerse los muros de mi corazón,
sellarse los esteros de tus ojos,
mudarse las golondrinas.

No saber si la primavera vendrá
con sus flores
o si el desierto me ganará el corazón.

Podrán callarse todos los cantos
sembrarse el mundo de tu olvido,
temblar mi fe,
morir mi cuerpo
y cansarme mi alma.

Podrá pasar el tiempo
pero mi corazón moribundo
aún late, pensando en ti.

Read Full Post »

Perdona mis desatenciones
y las excesivas ocupaciones en tanto asunto.
Disculpa aquellos retrasos
y aquellas omisiones terribles.
Disculpa, por olvidar esas fechas inolvidables
y no escuchar esas palabras que interrumpí
con otro pensamiento.
Disculpa por no abrazarte cuando me miraste,
ni besarte cuando intimaste,
disculpa por no haberte atendido tal y cuál merecías.
Pedona por todos esos detalles que no ví
pensando que no eran importantes para tí,
por no innvovar, pensando que todo estaba bien.
Perdona, por no fijarme
que tus necesidades han cambiado,
pensando que nuestro corazón estaba asegurado,
y por no haber dado algo más, en ese día a día.
Discúlpame por todas estas omisiones
y las que tal vez, sin querer, obvie nuevamente.
Sólo debes saber, que mi amor tal vez varió,
tal vez cambió, pero no murió.
Discúlpame por la simpleza de la pereza,
por no permitir el frenesí,
ni la locura,sólo quiero que sepas que te amo,
como siempre, con ternura, con mi sí.

Read Full Post »

Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.

Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.

A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.

Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.

Read Full Post »

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.
Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la redesperando tus ojos
y mirándote.

Read Full Post »

Estoy triste esta noche
me haces tanta falta.
La melancolía me ganó esta batalla,
y a la distancia estás tú.
Te extraño tanto,
sólo quiero poderte tocar
verme en el brillo de tus ojos,
sentirte al abrazar.
No hay nada que quiera más
que estar esta noche contigo,
de la mano juntos merodear,
el mar, sentir el viento, poderte besar.
Estoy triste esta noche,
ha parado la ciudad,
hay silencio y en mi corazón
te puedo escuchar.
No hay nada más que me hiciera feliz
que tocarte al fin esta noche
algo que no pueda evitar.

Autor Francisco Madero Urmenetta

Read Full Post »

Eres el huracán que
arranca lo establecido,
tierna brisa al despertar
con flores enrojecidas.
Con tu cuerpo y en tus ojos
mi vida transita,
entre amaneceres y escondites,
entre besos de agua bendita.
Das a mi boca vida,
a mis momentos emoción,
tus manos me estremecen
das luz a mi corazón.
No necesito nada más,
que correr en tus brazos
sin freno ni pausa,
me dejan feliz en esta causa.
Tu cuerpo en mi cuerpo
mi cuerpo en el tuyo,
aguardo las horas,
las amo e intuyo.
Conoces tan bien
las maneras de amarme
que no necesito hablar
para que puedas llevarme.
Hacer contigo el amor
es grito y silencio,
son mares, son truenos
cansancios que sentencio.

Read Full Post »

Debo acostumbrarme a estar sin tí,
a que los días parezcan tener más horas,
a que no vendrás ni al té ni al amor.

No es fácil convencerse que no estás
que no estarás y que estuviste feliz conmigo.
Mientras tanto, dibujo momentos,
para aprender a vivir así.

Nadie me ha enseñado a llevarlo,
no esperaba el final,
no esperaba silencios
ni imaginaba cuán difícil podría ser.

Debo aprender a caminar por otros lugares,
a ver a otra gente,
a no leer viejos cuadernos
ni revisar mi correo del final.
También es difícil acostumbrarse
a las largas noches
sin tu respiración,
sin siquiera tus ojos apagados
y más a que no estés a mi lado;
sin timbres, sin carreras
sin besos ni escaleras.

Aprenderé a entender esto.
Mientras tanto dame un tiempo,
si me equivoco al llamarte
o si te visito sin querer
y sin excusa,
si te miro a los ojos con ternura,
si por equivocación me despida
un beso que no tenga sentido.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: