Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Rincón Mistico’ Category

 

EL MERODEADOR DE CEMENTERIOS

Fue en una noche oscura y gris, cuando el viejo Raúl decidió dar sepultura a aquel joven, muerto en extrañas circunstancias. El frío era cada vez mas intenso, y la niebla se adueñaba del pequeño cementerio del norte de Portugal.
– una lástima lo de este chico eh Raúl, tan joven y nadie que de cuenta de él, pero bueno así es la vida, entiérralo mañana a primera hora y asunto concluido, ya ha estado en la morgue dos semanas y tengo otros clientes esperando, jajaja… – La voz de Lucas, el dueño de la funeraria, se podía escuchar a cien millas a la redonda, mientras comía ansiosamente un bocadillo de jamón y queso llenando su camisa de migas y poniendo todo el suelo de la pequeña oficina perdido. Y, efectivamente, así era, nadie había dado cuenta del joven cadá ver. Incluso, el gordo se había molestado en poner anuncios en la prensa local sin éxito, mientras degustaba un buen par de bocadillos de jamón y queso.
Al escuchar las palabras de Lucas, el viejo Raúl recordó que los martes a primera hora tenía partida de dominó con sus amigos de la Fundación, y desde luego, por nada del mundo se iba a perder lo que, para él, era su única satisfacción en esta vida, además, su viejo amigo Pedro le debía una alta suma de dinero y, por fin, este jueves iba a saldar su cuenta pendiente.
Así fue como nuestro amigo Raúl se las ingenió para desobedecer la orden de su corpulento jefe, llamaría a su viejo amigo Pedro y entre los dos, enterrarían a ese pobre muchacho muerto en extrañas circunstancias.
Por fin, llegó la noche y los dos viejos se dispusieron a hacer aquel trabajo lo más rápido posible, no sin antes saborear una buena botella de vino tinto. Mientras Raúl tiraba tierra sobre el ataúd, creyó escuchar el sonido leve de algo que se movía debajo de la tierra, un ruido seco, como el de unas uñas arañando madera.
– ¿has oído eso viejo?, dijo Raúl.
– ¿he oído el qué? contestó Pedro.
-¿no lo has oído?
– ¿no he oído nada, y si lo que quieres es asustarme, lo estas consiguiendo, así que coge la pala y acabemos con esto de una vez –
Raúl siguió su trabajo pensando que, quizás se había excedido con el vino, y pensó que, la poca costumbre de trabajar de noche le habría jugado una mala pasada. A los cinco minutos, los ruidos se hicieron mas fuertes, y, esta vez, Pedro también los escuchó.
– vámonos de aquí, no me gusta nada esto viejo.
Los dos accedieron a dejar el cementerio de inmediato, Raúl se adelantó para cerrar la oficina y Pedro se quedó en una esquina del cementerio esperando a su compañero.
Cuando éste llegó a la esquina, vio que Pedro había desaparecido, miró al suelo y observó unas manchas de lo que parecía ser sangre fresca. El corazón de Raúl latía tan fuerte que a punto estuvo de sufrir un infarto.
-respira viejo, respira profundamente, lo vamos a conseguir – se decía a si mismo Raúl, mientras corría hacia el coche, en la salida del cementerio. Miró hacia atrás y vio la sombra de algo que lo perseguía velozmente. Cuando le quedaba muy poco para llegar al coche, su corazón no aguantó mas y se paró. Allí mismo, tumbado boca abajo se quedó el pobre Raúl, mientras la niebla se diluía por el norte, sin poder jugar más su querida partida de dominó de los martes por la mañana.
Meses mas tarde, los compañeros de Pedro y Raúl recordaban los buenos tiempos en los que, los dos amigos reían juntos mientras jugaban una partida. Un día, Mariano, amigo de la Fundación, decidió tomarse unas vacaciones a las islas Madeira, y cual sería su sorpresa al encontrarse en la piscina – casino del hotel a Pedro acompañado de una persona gruesa que comía bocadillos de jamón y queso ansiosamente mientras jugaban una partida de poker acompañados por dos hermosas Isleñas.

Anuncios

Read Full Post »

 
 
Halloween es una fiesta de la cultura anglosajona que se celebra en la noche del día 31 de octubre.
Sus orígenes se remontan a los celtas, hace más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, el día 31 de octubre de nuestro calendario (Samhain). El ganado era llevado de los prados a los establos para el invierno. Ese último día, se suponía que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar, pedirles alimentos y maldecirles. Les hacían víctimas de conjuros si no accedían a sus peticiones: me das algo o te hago una travesura, que es la traducción de "Trick or Treat" (Truco o Trato).

Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las "decoraban" con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, de forma que los muertos pasaran de largo asustados. De ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos y también los disfraces. Es así pues una fiesta asociada a la venida de los dioses paganos a la vida.
La iglesia de Roma decidió convertir la festividad al catolicismo. Se instituyó el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, que en Inglaterra se denominó "All Hallows’ Day", y la noche anterior "All Hallows’ Eve" que posteriormente derivó en  "Halloween".

La fiesta fue exportada a los Estados Unidos por emigrantes europeos en el siglo XIX, hacia 1846. Sin embargo no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La internacionalización de Halloween se produjo a finales de los años 70 y principios de los 80 gracias al cine y a las series de televisión.

En la actualidad los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase "Truco o trato". Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma.

Halloween es una fiesta basada en el miedo, la muerte, los muertos vivientes, la magia negra y los monstruos místicos. Los "personajes" que se suelen asociar a Halloween incluyen a los fantasmas, las brujas, los gatos negros, los trasgos, los banshees, los zombis y los demonios, así como ciertas figuras literarias como Drácula y el monstruo de Frankenstein.


Los celtas solían disfrazarse con pieles de animales el 31 de octubre y así no ser descubiertos por los espíritus que, según ellos, esa noche recobraban vida. De ahí la costumbre actual de disfrazarse ese día. Los colores tradicionales de Halloween son el negro de la noche y el naranja de las primeras luces del día. Los símbolos de Halloween también incluyen elementos otoñales como las calabazas y los espantapájaros.

Read Full Post »

 

 

Creo que si algo bueno podemos tomar de las culturas ancestrales es su noción clara del valor del rito. Esa comprensión tal vez instintiva de que un ciclo termina y otro comienza y que es necesario una “forma de pasaje” tiene un gran valor práctico, sobre todo a la hora de sanar la parte sicológica y espiritual. Estas prácticas sirven para reunir la energía positiva y deshacerse de la que no sirve.

 

Termina un año, otro inicia, tiempo bueno para un ritual, un cierre de año. Por eso veamos este, que sirve para cerrar y abrir un ciclo.

 

1) Hay que disponer de un tiempo, una hora tal vez, sin molestias ni interrupciones, un tiempo para ti, exclusivamente. Toma una cita contigo mismo y haz de ello un momento especial.

 

2) Escribirás a mano, en una hoja escribe con lapicera o lápiz. Escribir así tiene gran efecto, mejor que en la cómoda PC.

 

3) Lo primero será formar una lista de todas las cosas que has logrado en este año que termina. Pon allí tus logros, verás que muchas cosas pasarían desapercibidas sino hubieses hecho esta práctica. Anota tus éxitos, grandes y pequeños. Se que para algunos será aparentemente imposible encontrar algún logro o algo bueno. En serio, hay logros, pocos o muchos, aquí, y eso ya es un logro. Permítete aceptarlo.

 

4) Terminado lo anterior estas pronto para la próxima lista, la segunda. En hoja aparte anota las cosas que no quieres mas en tu vida. Cosas del propio carácter, malos hábitos, estados internos, pero también objetos, relaciones y circunstancias. Vuelca en esta lista todo aquello que no quieres mas. Se exhaustivo. Pon en ella los errores cometidos, las cosas en las que sientes haberte equivocado y en las que no quieres reincidir..

 

5) Ahora vamos por tu tercera lista en hoja aparte. Allí pon las cosas que anhelas, tus sueños, lo que deseas llegue a tu vida. Que cosas quieres desarrollar, habilidades, destrezas, relaciones, situaciones a vivir, etc. Que quieres aprender o experimentar, viajes, logros, relaciones, etc.

Para ello puedes aplicar un ejercicio típico de nuestros cursos. “Si ahora tuvieras la famosa lámpara de Aladino, con su genio que generosamente te ofrece tres deseos, ¿Qué pedirías? No te limites, ¿que desea tu corazón en verdad?”

 

6) Tienes ahora tres listas escritas a mano. Sentado cómodamente con ellas a tu derecha toma la primera de ellas, la que trata sobre tus logros del pasado año. Tal vez sientas que has logrado poco, un año de perdidas afectivas, laborales, de mudanzas, pero tu estas todavía aquí. Haz logrado todo eso con PODER personal, la energía de la vida que corre en ti. En esta etapa debes enfocarte en la conexión con ese poder que permitió lograr esas cosas. Como dice el Don Juan de Castaneda: “un guerrero siempre confía en su poder personal, sea grande o pequeño, porque así este crece y se manifiesta.” Se agradecido, siente la fuerza de la gratitud que te llena. La gratitud es la madre del Poder, aquello que uno agradece sigue viniendo y en mayor cantidad. Siente que en ti esta ese poder que te permitió esos logros, se agradecido. Cuando te sientas muy conectado con el PODER pasa tu lista hacia la izquierda y déjala.

 

7) Ahora trabajaras con tu segunda lista, la que tiene las cosas que ya no deseas. En esta no has usado del todo bien tu poder personal por falta de SABIDURÍA, sin embargo ahora que adviertes el error y estas dispuesto a dejar atrás esas cosas te das cuenta que los errores te han hecho mas sabio. Por eso con la segunda lista asumes tu responsabilidad y te resuelves a dejar atrás todo aquello. No importa como sucederá. Tú tomas la decisión. Conéctate con la SABIDURÍA que has ganado, si bien te ha dejado dolor, haz ganado algo de lo cual debes hacerte conciente. Cuando te sientas conectado con esa sensación deja tu lista sobre la izquierda, encima de la anterior.

 

8) Ahora tomaras tu última lista. Ella tiene sus sueños y aspiraciones, tu decisión de lo que será. Por eso esta lista esta conectada con la ACCIÓN, es lo que harás y manifestaras. Busca en ti la disposición para el logro. Imagínate con aquello ya logrado. Visualízate dentro de una luz dorada, luego imagina esa luz dorada que sale de ti abriendo caminos, imagina que mandas tu voluntad por delante para allanar los caminos. Siente que todo ya se esta formando delante de ti y feliz y confiado en los nuevos logros pon tu lista sobre la izquierda, encima de las otras dos.

 

9) Guarda esas listas en un sobre. Ellas simbolizan Poder, Sabiduría y Acción, guárdalas en un lugar especial para ti.

Es ideal hacer este ejercicio a la luz de velas, o al menos que haya una encendida. Es grande el poder del fuego sobre el inconciente.

Read Full Post »

 
 
 
 
¿Por qué hay personas con alteraciones físicas que las limitan? ¿Por qué
nace un niño con un defecto congénito o hereditario? ¿Es una decisión
arbitraria del Creador? ¿Acaso es un castigo adelantado por una falta que
todavía no cometió? ¿Es el pago de una deuda contraída en una vida anterior?
Los motivos pueden ser tantos y variados como el número de almas que habitan
este planeta. Cada una de ellas tiene su historia y sus razones; sin
embargo, hay una premisa básica que se cumple en todos los casos. Aunque no
podamos verlo, la causa de la limitación no está en el plano físico. Lo que vemos o lo que experimentamos, la alteración o la discapacidad física, es el efecto de una causa anterior. Aun la anomalía genética obedece a una causa
anterior ya que, en definitiva, la alteración genética sólo es el medio para
que el alma se encuentre con la experiencia que tiene que vivir. Para que se
cumpla la escritura.
¿Y cuáles pueden ser los motivos por los cuales un alma tenga que
experimentar en el plano físico una condición de esta naturaleza?
A través de la experiencia clínica con la TVP, se me ocurren cuatro
situaciones básicas por las cuales una persona podría encontrarse en estas
condiciones. Esto no significa que no haya otros motivos; sólo estamos
tratando de comprender el porqué de la necesidad del alma para una situación
física semejante. Veamos a continuación cuáles son estas situaciones
básicas.

 Superar una tendencia arraigada en el espíritu
Imaginemos un alma con una tendencia violenta y agresiva. A lo largo de
varias vidas sucesivas esta violencia la llevó a verse envuelta en
situaciones de sufrimiento para ella misma y para los seres que la rodeaban.
Tal vez cometió actos criminales en forma reiterada, tal vez fue verdugo,
victimario o asesinaba por placer. Ahora llegó al punto de su evolución en
el que finalmente aprendió que no debe matar. Sabe que no es bueno matar o
destruir los cuerpos físicos de otras almas, pero aún no puede controlar su
agresividad. Es consciente que frente a una provocación puede reaccionar
violentamente y cometer un acto desdichado que habrá de lamentar toda su
vida. Es como la fábula de la rana y el escorpión. La rana ayuda al
escorpión a cruzar un río con la promesa de que no será picada. A pesar de
ello, cuando están en la mitad del río, el escorpión le clava su aguijón y
ambos se hunden irremediablemente.
-¿Por qué lo hiciste? -pregunta la rana.
-No pude evitarlo -contesta el escorpión-. Es más fuerte que yo.
Exactamente así ocurre en el plano espiritual. El alma encarna con el
propósito de mejorar su comportamiento en el plano físico y corregir los
errores de sus acciones pasadas, pero sabe que su tendencia agresiva aún es
muy fuerte en ella y que probablemente no sea capaz de controlarla. Por ese
motivo puede elegir o aceptar una discapacidad en su futuro cuerpo físico
que limitará la expresión de su violencia esencial.
Dice Jesús: "Si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de
ti. Mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos
pies ser echado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de caer,
sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida que
teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego". (S. Mateo 18: 7-9)
La enseñanza es clara para quien puede penetrar en su significado. Obsérvese
que Jesús dice claramente "mejor te es entrar en la vida"; de modo que ya
nos está señalando la predeterminación de un defecto antes de nacer. Si un
alma violenta se encontrara en la plenitud de su integridad física, podría
cometer un crimen y luego tendría que sufrir a causa de ello. Por el
contrario, la minusvalía física limitará el accionar de su tendencia
agresiva a la vez que la obligará a depender del amor y de los cuidados de
los demás. A lo largo de esta vida, a través del amor y del contacto con su
prójimo, la energía violenta se irá transmutando asegurándose así el alma
una próxima encarnación más favorable.

 Aprender una lección en particular
Cada circunstancia difícil que nos toca vivir en la vida física, es una
oportunidad de aprendizaje. Las enfermedades y defectos congénitos, también
lo son. Tal vez sean las más difíciles de sobrellevar ya que en su gran
mayoría duran toda una existencia. A través de esta experiencia un alma
puede avanzar mucho en una vida desprendiéndose de actitudes que no le
permiten evolucionar.
Recuerdo el caso de un paciente que, en una regresión, revivió una
existencia en la que él era un muchacho con síndrome de Down. Al preguntarle
sobre el sentido de esa vida pasada expresó que, en una vida aún más lejana,
había sido muy soberbio despreciando a todos los que lo rodeaban. La vida
como niño con síndrome de Down le sirvió para comprender el sufrimiento que
él había ocasionado a los demás con su comportamiento soberbio al verse
ahora él mismo discriminado por su condición. Aprendió así que todos somos
iguales, que todos somos buenos en esencia y reconoció que en su vida
presente aún persistían vestigios de aquella soberbia.
Al igual que este paciente, muchas personas están sanando o limpiando su
alma a través de la experiencia difícil de vivir con un defecto físico o
mental. En ocasiones, el defecto es elegido por el alma misma. Otras veces,
son las jerarquías espirituales quienes determinan las condiciones físicas
más adecuadas para ese alma en particular. El alma puede o no estar de
acuerdo con lo que resuelven quienes la aconsejan. La actitud que adopte en
ese momento se verá reflejada más tarde en el plano terrestre. Quienes mejor
se adaptan a su condición física son aquellos seres que aceptaron de buen
grado la experiencia que les tocaba vivir. Quienes estaban en desacuerdo o
se rebelaban ante esta circunstancia, son los que más sufren y más
dificultades tienen para sobrellevar su prueba. Siempre que nos encontremos
con una persona en estas condiciones, preguntémonos: ¿Qué estará tratando de
aprender o resolver? ¿Qué puedo hacer para asistirla en su aprendizaje?

 Preparación para una futura encarnación
De la misma manera que en nuestra vida actual nos preparamos con
anticipación para determinadas tareas a realizar, un alma puede elegir una
vida con una limitación física para adquirir una experiencia que le será de
utilidad en una encarnación venidera. Un espíritu evolucionado puede planear
con anticipación lo que va a realizar recién dentro de dos, tres o cuatro
existencias físicas. En cada encarnación obtendrá un aprendizaje que lo
capacitará para su propósito final. Para el Ser superior la vida no se
extingue con el cuerpo. Cada encarnación sólo es una etapa en su vida
eterna. Un ejemplo podría ser el caso de una entidad que haya decidido
dedicarse en una próxima existencia física a asistir a deficientes mentales.
Podría entonces elegir la experiencia de ser ella misma un deficiente mental
como paso previo a la encarnación en la cual desarrollará su trabajo de
asistencia. De esta manera estará mejor capacitada para llevar a cabo su
tarea asistencial por haber experimentado ella misma esa deficiencia.

 Enseñanza para los padres
Cuando hay un integrante con una disfunción física en una familia la prueba
es para todos. En realidad, la prueba es para toda la sociedad. El Universo
ordena y nada queda librado al azar o a la improvisación; todos se
benefician con la prueba.
En ocasiones, la experiencia está dirigida fundamentalmente a los padres. Ya
sea porque éstos necesitan aprender algo en particular o porque puede
decidir el destino de una pareja o porque puede accionar una capacidad
dormida en los padres o bien decidir un curso de acción determinado en
ellos. ¿Cuántas veces un médico o un investigador han desarrollado una
especialidad o inventado algún procedimiento o ideado algún aparato
acuciados por las necesidades de un hijo enfermo? ¿Cuántas personas se
acercaron al camino espiritual buscando un consuelo o impulsados por la
búsqueda de una explicación diferente y la comprensión del sentido de su
dolor?
Los seres discapacitados que llevan adelante este tipo de experiencias
pueden ser almas evolucionadas que aceptan este sacrificio con amor y
entrega porque están al servicio de la humanidad. Estos son seres muy
especiales. Basta ver la sabiduría y la comprensión que despliegan a
temprana edad para darse cuenta de esto. Para ellos, la enfermedad o la
discapacidad no es ni un castigo ni una prueba, sino una misión a cumplir.
Alguien tiene que hacerla y el mérito y los créditos son para ellos. Lo que
nosotros vivimos como dolor o como una incomodidad, para ellos es el pasaje
al mundo celestial.
Cuando un niño con estas condiciones, muere a edad temprana, es casi seguro
que vino a cumplir una misión. Finalizada la misión, no tiene sentido su
permanencia en el plano físico. Prolongar su existencia es prolongar su
sacrificio inútilmente. Y no se trata del sacrificio de la discapacidad,
sino del sacrificio de tener que estar en un cuerpo físico para que alguien
más aprenda lo que tiene que aprender. Estas almas son estrellas fugaces que
vienen, cumplen su tarea y se van.
Otras veces, ésta puede ser la forma en que algunas almas se ganen el
derecho a una existencia física mejor y hasta es posible que vuelvan a
encarnar en la misma familia. Si la muerte de uno de estos niños es seguida
el poco tiempo por un nacimiento dentro de la misma familia, es probable que
se trate del mismo ser que retorna para una nueva experiencia en mejores
condiciones.
Personalmente, no creo en el castigo como una razón valedera para justificar
una discapacidad física. Es más, la experiencia de las personas que han
trabajado con la TVP me ha convencido de que no existe el concepto de
castigo para el Todo o para la Conciencia Divina. Somos nosotros, en nuestra
ignorancia, los que experimentamos como castigo las diversas pruebas que se
nos presentan para crecer y evolucionar. Ser discapacitado es, antes que
nada, una lección de vida. Y muchas veces, la lección de vida no es para el
discapacitado sino para los que estamos en la plenitud de nuestra condición
física. Bien podría ser que el discapacitado fuese un maestro que está
tratando de enseñarnos algo. Depende de nosotros aprender o no. Tan sólo
nuestra actitud frente a estos seres es un índice del nivel evolutivo que
hemos alcanzado. De modo que de ahora en más, cuando nos encontremos frente
a un discapacitado, pensemos en la dura prueba que está sobrellevando y
tratemos de asistirlo y ayudarlo en su experiencia de la mejor manera. Y no
olvidemos preguntarnos a nosotros mismos: ¿Qué puedo aprender yo de su
experiencia? Si fuese un maestro oculto bajo el disfraz de un discapacitado,
¿qué es lo que está tratando de enseñarme?

Dr. José Luis Cabouli 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: