Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Salud y bienestar’ Category

FLORES DE BACH

 

Descripción:

Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934.

El Dr. Bach era un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales. A estas 38 flores se les llaman Flores de Bach.

Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer, Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.

Después de más de 70 años, las Flores de Bach han sido probadas como un magnífico sistema para tratar los problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivo.

Las Flores de Bach son útiles para resolver diversos problemas físicos, mentales y emocionales. Es una terapia natural, sin contraindicaciones o efectos secundarios notables, que no interfiere con otras terapias y con resultados notables, y en muchos casos, rápidos y duraderos.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA FLORAL

  • Permiten desarrollar cualidades armónicas que actúan como agentes de nuestro crecimiento personal integral.
  • Restablecen la armonía y el equilibrio interno.
  • Nos ayudan a afrontar y ver desde una perspectiva más amplia y tranquilizadora los momentos trascendentes de nuestra vida.
  • Ayudan a que no suframos al modificar nuestros planteamientos fuertemente arraigados que nos llevaron a aquello.
  • La terapia floral puede ser usada en cualquier edad cronológica; condiciones físicas e incluso en madres gestantes.
  • No presenta contraindicaciones en su  combinación con fármacos, ni terapias tanto físicas, psicológicas ó energéticas.
  • Armonizan el campo energético de los seres vivos que las usan; sean estos seres humanos, animales o plantas.

Beneficios secundarios en el uso de las esencias  florales :

  • Las esencias florales no actúan sobre el síntoma, sino a niveles de mayor profundidad y con mucha suavidad, sin violencia ni agresividad.
  • Se equilibran las funciones fisiológicas, ya que al estar en ser en calma, se genera la sanción; y la remisión de la enfermedad (curación) vendría por añadidura al modificar los pensamientos, sentimientos y conductas que nos llevaron a aquello si así fuera el caso.
  • Aparece una comprensión del sentido de lo que ocurre.
  • Aparecen sensaciones de más fuerza y vitalidad.
  • La persona se vuelve más espiritual, buena, cariñosa, alegre, tranquila, contenta y llena de amor hacia su entorno; pudiendo comprendiendo más a los demás.
  • El entorno suele notar los cambios antes que el propio interesado.
  • Se adquiere una mayor capacidad de autoobservación .
  • Se adquiere una mayor posibilidad de escuchar, ver y entender.
  • Sensación de mayor tranquilidad .

Flor usada en el remedio

Aplicaciones

1 Agrimony: Agrimonia

Oculta emociones tortuosas, problemas graves y angustia inconsciente tras una máscara de alegría y despreocupación permanente. Evita discusiones y busca armonía. Tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como mecanismo de escape a su tormento mental. Busca ser aceptado. Si se enferma bromea al respecto.

2 Aspen: Álamo temblón

Miedo a lo sobrenatural, a situaciones imprecisas que siente que lo amenazan, y a la muerte. Presagios. Temor vago e inexplicable. Agorafobia, claustrofobia.

3 Beech: Haya

Tiende a ser intolerante y a criticar despiadadamente. Juzga sin sensibilidad ni comprensión. Arrincona. No soporta las ideas y costumbres diferentes a las suyas. Es arrogante.

4 Centaury: Centáurea

No puede decir no. Reacciona exageradamente a los deseos de los demás, buscando complacerlos. Sacrifica sus propias necesidades para quedar bien. Su predisposición a servir es explotada. Se presta al dominio y el abuso de otros. Su voluntad es débil.

5 Cerato: Ceratostigma

Busca la aprobación y el consejo de los demás, pues no confía en su juicio, intuición, ni en sus decisiones y opiniones. Sus convicciones no son firmes. Cambia fácilmente de opinión. Es indeciso

6 Cherry plum: Cerasifera

Miedo a perder el control de sus actos, a cometer acciones terribles y a enloquecer. Pensamientos irracionales persistentes. Arrebatos incontrolables.

7 Chestnut bud: Brote de castaño

Repite sus errores, porque no reflexiona sobre ellos ni aprende de sus experiencias. Reincide. No escarmienta.

8 Chicory: Achicoria

Sobreprotege a sus seres queridos y los domina mediante una manipulación excesiva. Considera saber más que sus dependientes. Tiene una personalidad posesiva y egoísta. Se inmiscuye en los asuntos de los demás continuamente. Espera la devoción de los que sobreprotege y cuando no la obtiene se siente víctima. Después los persigue, criticando.

9 Clematis: Clemátide 

Soñador que evade la realidad. Su pensamiento. Difícilmente está en el aquí y el ahora. Distraído, presta poca atención a lo que sucede a su alrededor. Vive en un mundo de fantasía, como un mecanismo de escape a su infelicidad.

10 Crab apple: Manzano silvestre

Flor de la limpieza para quién tiene la sensación de estar sucio y ser impuro, baja autoestima y terror a contaminarse.

11 Elm: Olmo

Abrumado por sus responsabilidades. Piensa que no es capaz de cumplirlas.

12 Gentian: Genciana de campo

Pesimismo. Depresión por causas conocidas. Escepticismo. Control débil ante la frustración.

13 Gorse: Aulaga

Desesperado. Sin ninguna esperanza. Siente que ya no tiene caso nada.

14 Heather: Brezo

Ensimismado. Centrado en sí mismo. Necesita público que lo escuche. Habla excesivamente, pero no escucha.

15 Holly: Acebo

Celos, desconfianza, envidia, odio y rencor. Carece de compasión. Para quienes necesitan amor.

16 Honeysuckle: Madreselva 

No vive el presente. Nostalgia. Añoranza del pasado y los buenos tiempos.

17 Hornbeam: Hojarazo o Carpe

Agotamiento mental por hastío.

18 Impatiens: Impaciencia

Soledad de quien no puede estar acompañado porque marcha de prisa. Impaciencia. Irritabilidad.

19 Larch: Alerce

Sentimiento de inferioridad. Espera fracasar.

20 Mimulus: Mímulo

Miedo a lo conocido. A situaciones concretas, definibles. Timidez.

21 Mustard: Mostaza

Depresión y tristezas de causas desconocidas, que aparecen y desaparecen sin motivo.

22 Oak: Roble

Luchar desesperadamente contra la corriente y sin descanso. Dedicación obsesiva al trabajo.

23 Olive: Olivo

Agotamiento total, físico y/o mental.

24 Pine: Pino

Desesperación por sentimiento de culpa y autorreproche.

25 Red chestnut: Castaño rojo

Miedo a que les suceda algún daño a los seres queridos. Preocupación por ellos.

26 Rock rose:  Heliantemo o Jarilla

Pánico y terror paralizante. Estados de angustia agudos. Pesadillas.

27 Rock water: Agua de roca

Perfeccionismo. Severidad. Rigidez consigo mismo.

28 Scleranthus: Scleranthus

Indecisión entre dos extremos opuestos.

29 Star of Bethlehem: Leche de gallina

Secuelas de traumatismos físicos y mentales.

30 Sweet chestnut: Castaño dulce

Desesperación profunda. Sienten que han llegado al límite del sufrimiento.

31 Vervain: Verbena

Fanatismo. No comparte la carga. Fortaleza.

32 Vine: Vid

Avidez por el poder. Dominador. “Pequeño tirano”.

33 Walnut: Nogal

Indecisión para iniciar etapas nuevas o manejar situaciones difíciles.

34 Water violet: Violeta de agua

Soledad de los orgullosos. Distanciamiento por sentimiento de superioridad.

35 White chestnut: Castaño de Indias

Rumiación torturante de ideas. Diálogos internos

36 Wild oat: Avena silvestre

Falta de metas. Descontento e incertidumbre por desconocer la misión en la vida.

37 Wild Rose: Rosa silvestre o Escaramujo 

Desinterés, apatía, resignación, capitulación. Falta de motivación.

38 Willow: Sauce

Se siente víctima del destino. Resentimientos.

 

Anuncios

Read Full Post »

 
 
 
Descubierta por el Doctor Ryke Geerd Hamer, y verificada el 9 de diciembre de 1988 en la Universidad de Viena.

Hasta el momento, la investigación médica sobre el cáncer ha orientado su búsqueda sobre el lugar de implantación del tumor: pulmón, hígado, senos, huesos, etc. El problema planteado era: ¿por qué las células del organismo empiezan bruscamente a proliferar de forma anárquica? ¿Virus? ¿Agentes externos tales como tabaco, productos químicos en la alimentación, etc.?

El tratamiento se ceñía en encontrar nuevos medios para detener la proliferación celular: operaciones, rayos X, cobalto, quimioterapia…

El Doctor Hamer retoma el problema desde otra perspectiva. A partir de su propia experiencia -tuvo un cáncer-, y de la de los enfermos que a su cargo, ha constatado a través de los años que siempre hay un síndrome bien determinado en el origen del cáncer, y no tan solo un estrés cualquiera. Se precisa un poderoso detonante, un choque psíquico brutal, que el paciente siente como el mayor suceso de su vida; un conflicto agudo y dramático, vivido en aislamiento psíquico. A este síndrome inicial, que él ha descubierto y verificado cuidadosamente en cada uno de los miles de casos examinados hasta el presente (11.000 en 1988), le ha dado el nombre de Síndrome Dirk Hamer (S.D.H.), retomando el nombre de su hijo Dirk cuya trágica muerte en 1978 fue el origen de su propio cáncer.

La experiencia de estos miles de casos individuales, diagnosticados y tratados en el transcurso de los últimos años, lo ha conducido a desgranar poco a poco las constantes, y a formular una ley, que se verifica siempre de forma precisa, la Ley de Hierro del Cáncer, y que no ha sido nunca rebatida.

Este ley, de la que el Síndrome Dirk Hamer es la pieza clave, el eje principal, se enuncia como sigue:

  1. Todo cáncer se inicia por un Síndrome Dirk Hamer, es decir, por un choque extremadamente brutal, un conflicto agudo y dramático vivido en el aislamiento, y percibido por el paciente como el más grave que jamás haya vivido.
  2. Es el grado subjetivo de conflicto, la forma en que el paciente lo ha experimentado en el momento del Síndrome Dirk Hamer, su matiz, lo que determina:
    1. el Foco de Hamer, es decir, la zona específica del cerebro que bajo la influencia del choque psíquico, sufre una ruptura de campo y da las directrices anárquicas a las células del órgano dependientes de esta zona.
    2. la localización del cáncer en el organismo.
  3. Hay una correlación exacta entre la evolución del conflicto y la del cáncer, en su doble nivel cerebral y orgánico.

Si el conflicto se complica con nuevos conflictos secundarios (por ejemplo, la angustia de saber que se tiene un cáncer), una nueva zona del cerebro puede resultar afectada, y un nuevo tumor aparecerá en el órgano correspondiente (lo que en medicina clásica se denomina metástasis).

Una vez que el conflicto desaparece, la zona cerebral afectada deja de dar órdenes anárquicas. Reanuda su trabajo sobre el campo tal como lo realizaba anteriormente. Las células cesan en su anárquica proliferación. Se detiene el cáncer.

Tras la suspensión del conflicto, la zona perturbada del cerebro tarda un cierto tiempo en recuperarse. Para sanar, se rodea de un edema intra y perifocal. Es este edema, visible en el escáner, lo que ha permitido al Doctor Hamer localizar con precisión qué zonas habían sido afectadas por cada tipo de conflicto, y qué órganos correspondientes resultaban alcanzados.

Al final del conflicto, el cerebro ordena igualmente la regeneración del órgano enfermo. El tumor se repara (edema peritumoral, ascitis, derrame pleural, pericárdico), se enquista, se modifica en función de su localización, sea a través de una contracción cicatricial (senos, abdomen), sea por reconstitución (recalcificación de las lesiones osteolíticas), sea por expulsión (cavidad bucal, recto, vagina, etc.)

La fase de reparación, de curación, dura exactamente el mismo tiempo que la fase de conflicto. Si durante esta fase se produce una recaída del conflicto, la fase quedará prolongada. Este período de reparación transcurre con fatiga, dolores y edemas, síntomas estos que pueden suavizarse según la terapia preconizada por el Doctor Hamer.

Una vez finalizada esta fase de curación, que se desarrolla sincrónicamente a triple nivel psico-cerebro-orgánico, la tumefacción local debida a la edematización cerebral desaparece y nuestro organismo recupera la salud.

Laboriosamente descubierta en el transcurso de los años a través del método empírico, la Ley de Hierro del Cáncer permite hoy en día abrir varias puertas. En efecto, el Doctor Hamer ha podido constatar que la leucemia se conforma exactamente a esta ley: tiene por origen un grave conflicto de desvalorización de sí mismo. En tanto no se trate de un traumatismo cerebral, de una malformación congénita, la crisis epiléptica es, por así decir, una oscilación brutal simpaticotónica a fin de frenar una edematización excesiva producida por la vagotonía.

El infarto de miocardio se desencadena siempre en el transcurso de la fase consecutiva a la solución de un conflicto territorial, siempre que este conflicto haya tenido una duración de por lo menos dos o tres meses. Actualmente, existe ya un gran número de enfermedades que pueden deducirse de la Ley de Hierro: esclerosis de placas, Parkinson, poliartritis, diabetes, eczema, asma, zóster, úlcera, depresión nerviosa, enfermedad mental, etc. Siempre hay un conflicto de matiz muy preciso tras cada una de estas enfermedades, y la curación es posible tras liberarse del conflicto.

 

fuente: http://free-news.org/hamer03.htm

Otros links sobre este tema:

http://www.dsalud.com/cancer.htm

http://www.bolinfodecarlos.com.ar/ley_hamer.htm

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: